Tras matanza en Parkland, empresa promociona dispositivo para disparar decenas de balas por minuto

La oferta incluye el código MAGA, que son las iníciales de la campaña del presidente de EEUU, Donald Trump: "Make America Great Again
Tras matanza en Parkland, empresa promociona dispositivo para disparar decenas de balas por minuto
Las investigaciones apuntan a que la masacre en Las Vegas fue facilitada con el uso de "bump stocks" para que un rifle actué como automático.
Foto: Getty

En medio del debate por el control de armas en EEUU tras el tiroteo masivo en el que murieron 17 estudiantes en una secundaria del estado de Florida, la semana pasada, una oferta de mercadeo está causando un fuerte revuelo.

Se trata de la empresa Slide Fire, con sede en Moran, Texas. Dedicada a la venta de accesorios para armamento, la compañía pensó que lo mejor para conmemorar el día del presidente -que se celebra este lunes 19 de febrero- era ofrecer un descuento del 10% en todos sus productos a los clientes que utilicen el código “MAGA”.

MAGA son las iniciales del lema de campaña del ahora presidente Donald Trump: “Make America Great Again”, rezaba su eslogan electoral en inglés.

Originalmente establecido en 1885 por el cumpleaños de George Washington (primer presidente de EE.UU.), el feriado “sirve pare reconocer los logros de los presidentes de Estados Unidos”, se puede leer en el correo enviado a decenas de clientes de Slide Fire.

Y más abajo agrega: “Y en honor al día del presidente estamos ofreciendo un descuento a todos nuestros seguidores. Usando el cupón abajo descrito, pueden obtener un 10% de descuento en todos nuestros productos y accesorios. Código del cupón: MAGA”.

Varias personas, entre ellas la periodista del diario británico The Guardian Lois Beckett, publicaron la historia mostrando la imagen de la promoción y resaltando que uno de los productos estrella de Slide Fire es el “bump-stock”.

Estos mecanismos se añaden en la parte posterior de un arma de fuego y consiguen que rebote hacia adelante con cada detonación del cargador de municiones, pese a que no tiene piezas mecánicas o resortes.

Así, la culata de recambio consigue que un arma semiautomática funcione de manera similar a una automática, en la que un solo movimiento de gatillo hace que se disparen todos los cartuchos hasta acabar la carga.

Este accesorio se volvió tristemente célebre porque fue el utilizado (aunque de otra marca distinta a Slide Fire) por Stephen Paddock, el autor material de la matanza de Las Vegas, en la que perdieron la vida 58 personas que estaban disfrutando de un concierto de música country el pasado 1 de octubre.

Una masacre que se convirtió en la más mortífera en la historia de EE.UU.

Rebaja

En BBC Mundo comprobamos que el código “MAGA” efectivamente funciona.

Ingresamos a la página de Slide Fire y, entre sus múltiples productos, escogimos un “bump-stock” para fusil AK-47 para un tirador diestro.

Su costo original era de US$159,99. Al aplicar el código MAGA, se descontaron US$15,99 (10%) con lo que el precio final quedó en US$143,99.

Hasta ahora no se conoce que la Casa Blanca haya emitido un comunicado sobre el uso del lema de la campaña presidencial para promocionar un artefacto que ha estado en el ojo del huracán desde el tiroteo masivo de Las Vegas.

Cuando ocurrió aquella matanza, hasta la Asociación Nacional del Rifle, que defiende a ultranza el derecho a la portación de armas en EE.UU., señaló que estaba abierto a una posible regulación a la venta de los “bump-stock”.

El principal argumento de los que desean que se prohíba su venta es que estos accesorios no son considerados objetos necesarios para la defensa personal y, por el contrario, aumentan la capacidad de hacer daño de otras arma

Además, sirven de atajo para evitar las limitaciones que impone la ley: desde 1986 hay un estricto control a la venta de armas de tipo automático en territorio estadounidense.

Tras el tiroteo registrado en una escuela de Connecticut, en 2012, la senadora de California Dianne Feinstein presentó un proyecto de ley que buscaba prohibir las existencias de “bump-stocks” y dispositivos similares, al considerar que los fabricantes estaban ofreciendo vías para eludir las leyes sobre armas vigentes.

Pero su propuesta fue derrotada en el Senado.