Negocios de Astoria en crisis por cierre de estaciones del Subway

Residentes y comerciantes aseguran que la clausura de las paradas de la 30 Avenida y Calle 36 ha ocasionado millonarios estragos y desempleo entre hispanos
Negocios de Astoria en crisis por cierre de estaciones del Subway
Usuarios y comerciantes se quejan del cierre de las estaciones en Astoria. En la foto, el artista Gabrielle Perici.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Durante los cinco años que Luis Martínez lleva trabajando en la tienda de comida de mar “Best Fish Market”, uno de los lugares más conocidos de Astoria, Queens, siempre se había sentido como “pez en el agua”. Además de su salario semanal, los más de $50 dólares extra en propinas que le dejaban los clientes en un tarrito plástico, le alegraban su jornada. Pero desde octubre del año pasado, cuando la MTA cerró las estaciones del Subway de la 30 Avenida y la Calle 36, para adelantar obras de remodelación, su bolsillo comenzó a sufrir.

Los trabajos en el metro han provocado una disminución en la clientela, lo que está comenzando ha llevar el negocio hacia abajo. Además de que el tarrito de las propinas cada vez tiene menos dólares, dos empleados hispanos fueron despedidos y por ello Martínez teme que si las obras no terminan pronto pueda correr la misma suerte. “Estamos en crisis”, dijo el empleado mexicano con gesto preocupado, mientras limpiaba y le quitaba las escamas a un pescado que una mujer acababa de comprar.

“Esos arreglos nos están afectando a todos porque ahora esto está muy lento y si baja la venta, bajan las propinas y dañan los trabajos y como están las cosas, encontrar trabajo está difícil”, dijo el empleado, quien le pidió a la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) que agilice las obras y reabra las estaciones antes de junio próximo, cuando está pautado terminar las reparaciones.

Laura Camajarca, propietaria de la bodega “La Cabaña”, que funciona hace 20 años en la 30 Avenida con calle 33, también está muy preocupada por el futuro de su negocio. Los clientes siguen bajando.

“Esa estación apenas lleva cuatro meses cerrada y dicen que va a estar así casi un año, imagínese si no más así uno ya siente el efecto en las ventas”, comentó la ecuatoriana, afirmando que la crisis que están viviendo los comerciantes del área es tan grande que teme que los ingresos sigan cayendo y eventualmente enfrente problemas para pagar la renta del local. “Es que la MTA no entiende que cada día que cierran las estaciones nos da duro a todos, porque nosotros tenemos que pagar empleados, pagamos taxes, luz y renta, y si no hay clientes, el dueño de la casa no nos va a dar espera… uno puede quebrar”, aseguró la comerciante, bastante inquieta.

Se unen para luchar

Y aunque los negociantes de Astoria sienten que las pérdidas económicas que ya han sufrido nadie, ni siquiera la MTA, se las van a regresar, decidieron organizarse en el grupo “30th Avenue Business Association”, para exigirle a la Autoridad Metropolitana de Transporte que al menos busque soluciones para mitigar los daños.

Trabajador de Best Fish Market Luis Martinez. Usuarios y comerciantes se quejan del cierre de las estaciones en Astoria. (Mariela Lombard)

“Esto nos está matando a todos y por eso junto a unos 100 negocios del área nos hemos unido para pedir que al menos haya autobuses shuttle que traigan gente a las estaciones y que nos den algún tipo de alivio”, asegura el presidente de la asociación, Frank Arcabascio, quien insistió que la MTA ignora sus reclamos y no hace nada por ellos.

Nuestros negocios están bajando terriblemente. Aquí hemos perdido 13,000 transacciones con un costo de $20 cada una desde octubre 23 cuando las construcciones empezaron. Nos están matando; estamos perdiendo entre 200 y 300 clientes cada día y la MTA no nos ofrece muchas respuestas”, denunció Robert Battipaglia, dueño de la licorera “Grand Wine and Liquor Store”, que queda justo al salir de la estación de la 30 Avenida. “En 75 años que tiene este negocio, que ha pasado de generación en generación, nunca habíamos visto nada tan devastador como esto”.

MTA: Esto es necesario

A pesar de los reclamos y del caos que causan las reparaciones de las dos estaciones de Astoria, que diariamente movilizaban miles y miles de pasajeros que ahora deben usar el servicio en paradas alternas, la MTA parece tener otra historia. Ls agencia asegura que está trabajando directamente con la comunidad para disminuir el impacto de los cierres, pero los propietarios de los negocios afirman que la MTA está mintiendo.

“Valoramos profundamente nuestra asociación con la comunidad y hemos trabajado para reducir los impactos de la construcción y ayudar a las empresas locales”, aseguró Shams Tarek, vocero de la MTA, quien no reveló detalles de cómo están ayudando a los comerciantes, y quien insistió que las reparaciones son necesarias.

Laura Cajamarca. Usuarios y comerciantes se quejan del cierre de las estaciones en Astoria. (Mariela Lombard)

“Para garantizar la viabilidad futura de estas paradas esenciales del metro que atienden a miles de residentes de Astoria todos los días, debemos arreglarlas; no podemos diferir reparaciones y mantenimiento críticos”, dijo el vocero, destacando que los arreglos, que tienen un costo de $150 millones, fueron anunciados con tiempo desde el verano pasado, incluso a través de la Junta Comunal y políticos del área para que residentes y comerciantes de la zona estuvieran advertidos.

El funcionario destacó que en estas estaciones, que tienen unos 100 años, era urgente reparar escaleras averiadas y oxidadas, losas de concreto y estructuras de soporte, así como también agregar actualizaciones de seguridad, tales como plataformas y otras escaleras, iluminación y equipos de megafonía.

Campaña “Ojo ciego”

Gabrielle Perici, uno de los artistas que trabaja en el estudio “Astoria Art and Framing”, manifestó su molestia ante los comentarios de la MTA y no solo asegura que “son pura palabrería”, sino que decidió crear un cuadro titulado “30 Avenida” en el que plasma el sentir de la crisis que viven en el barrio. “Ellos solo se están burlando y no les importa lo que aquí estamos pasando”, dijo el pintor, quien junto a otros afectados del área lanzaron la campaña “Ojo ciego”, para denunciar lo que catalogan como una severa injusticia. “La justicia solo tiene un ojo abierto”, afirma el movimiento al que se han sumado para exigir acciones reales de la MTA.

Usuarios y comerciantes se quejan del cierre de las estaciones en Astoria. (Mariela Lombard)

Su colega Ricardo Chancafe tiene la misma opinión, y no solo afirmó que su bolsillo está desangrándose sino que pide que haya una reparación por los daños que el cierre de las estaciones ha causado.

“A mí las ventas y encomiendas me han bajado en un 300% porque ya no hay circulación de gente que pasaba por aquí. Además tengo que bajarme en otras estaciones y caminar más”, dijo el peruano. “Le pido a la MTA que pongan más gente a trabajar para que aceleren el proceso y aunque sé que es utópico, creo que lo justo es que nos dieran una indemnización”.

Y aunque varios pasajeros se suman a la queja de los cierres, otros como Andrea Lucero, quien se ha visto afectada por los inconvenientes que las obras generan, manifestó su apoyo a la MTA y aseguró que es por el bien de todos.

“No se puede tener contento a todo el mundo y creo que como usuarios si no sirven los trenes tenemos los buses y lo mejor es que cuando las vuelvan a abrir, vamos a ver mejoras importantes”, dijo la mexicana.

Usuaria Andrea Luceroi. Usuarios y comerciantes se quejan del cierre de las estaciones en Astoria. (Mariela Lombard)

Se repetirá la historia

Pero los dolores de cabeza parecen no terminar pronto, pues una vez concluyan las obras en las estaciones de la 30 Avenida y la 36 calle, la MTA clausurará las estaciones de la Broadway y la 39 calle, y además en abril próximo se cerrará parcialmente la estación de Ditmars, lo que aumenta la angustia de comerciantes y residentes que temen no poder soportar los estragos.

El propio concejal de Astoria, Costas Costantinides, denunció los efectos negativos de cerrar tantas estaciones en su área, y tras haber sostenido varias reuniones con comerciantes, además de pedir que agilicen las obras en las estaciones cerradas, está promoviendo una petición formal para que las obras de Ditmars Boulevard, que irán hasta junio de 2019, no se hagan, pues parecen más estéticas que esenciales.

“Los residentes, visitantes y dueños de negocios tendrán que soportar congestión, ruido, pérdida de estacionamiento y tráfico. Incluso con todas estas cargas, la MTA no mejorará el servicio de metro, no actualizará señales, renovará la pista ni instalará un elevador”, dijo el concejal. “No apoyamos estos proyectos de construcción a menos que incluyan actualizaciones a la infraestructura como mejoras al servicio o actualizaciones de accesibilidad”.

El senador estatal Michael Gianaris criticó a la MTA por la “Iniciativa de Estación Mejorada“, a la que calificó como “un desastre desde el comienzo”, y agregó que no es justo que el precio lo paguen los comerciantes.

“Perder cientos de millones de dólares escasos por mejoras cosméticas sin mejorar el servicio o la accesibilidad ya es bastante malo, pero ahora la MTA, que está fallando, está causando que empresas con décadas de antigüedad, cierren sus puertas debido al cierre de estaciones”, dijo el senador de Queens. “Este programa debería finalizar inmediatamente y el dinero debería usarse para reducir los retrasos y mejorar el acceso al metro”.

Artista Ricardo Chancafe. Usuarios y comerciantes se quejan del cierre de las estaciones en Astoria. (Mariela Lombad)

Datos del cierre de las estaciones

  • $150 millones es el costo de las obras de remodelación de las estaciones del Subway de las líneas N y W que corren por Astoria.
  • 8 meses es el tiempo presupuestado de desarrollo de las obras.
  • Junio es la fecha de reapertura planeado de las estaciones cerradas.
  • Las estaciones de Broadway y 39 Street serán cerradas varios meses por obras cuando se abran las de la 30 Avenida y 36 calle.

Obras adelantadas hasta ahora en las 2 estaciones cerradas

  • Cambios de escaleras de madera que están en descomposición.
  • Remplazamiento de techos de madera y otros materiales que se están pudriendo y generan goteras y afecta los niveles del entrepiso.
  • Arreglo de barandillas de escaleras deformadas.
  • Reparación de columnas, vigas y estructuras deterioradas que soportan las plataformas y el entrepiso.
  • Cambios de plataformas desiguales y bajas que no se encuentran con la abertura de la puerta del tren.
  • Reparación de piezas de concreto en la parte inferior de la entreplanta.