Las empresas revisan los salarios para asegurar la paridad

Solo el 3% de las empresas hace públicas las compensaciones
Las empresas revisan los salarios para asegurar la paridad
La mujeres latinas tienen con respecto a los hombres blancos la mayor brecha salarial./Shutterstock
Foto: Shutterstock

No hay avance laboral y social que haya encontrado un camino simplemente apoyado en la justicia del mismo. Se han necesitado protestas incluso para garantizar el derecho de voto a las mujeres. La protesta de las féminas no ha parado con el derecho a llegar a las urnas y aupadas por el movimiento #MeToo y el fertil suelo en el que nacen sus reivindicaciones de respeto e igualdad muchas empresas están revisando sus políticas salariales.

En una encuesta hecha entre 150 ejecutivos de recursos humanos por parte de la consultora Challenger, Gray & Christmas, se ha verificado que el 48% de las empresas están revisando sus políticas de compensaciones para garantizar la paridad de género. Un 28% restante ha respondido al cuestionario de esta firma diciendo que ya abonan igualmente a los hombres y las mujeres.

Solo el 17% del total de estas empresas de distinto tamaño y sectores en todo el país, detallaban que no estaban revisando la sitaución.

De acuerdo con las cifra promedio oficial, las mujeres ganan 81.8 centavos por cada dólar que gana un hombre y esta es una situación que es peor para las minorías y en ciertos sectores. Curiosamente, las diferencias salariales son más elevadas entre aquellos que tienen salarios altos y una mayor formación, en parte por el efecto ecualizador que tiene el salario mínimo.

El progreso a la hora de cerrar la brecha de género se ha ralentizado desde mediados de los ochenta y al ritmo actual no se llegaría a la paridad hasta el año 2059. Es decir que según los datos del Institute For Women Policy Research esta paridad llegaría cuando una niña que nazca hoy cumpla los 42 años.

En el caso de las latinas el viaje podría durar más en el tiempo porque según el mismo Instituto, la brecha en relación con los hombres latinos es menor (porque los latinos ganan también menos) pero es la más amplia que hay a la hora de compararla con la de los hombres blancos. Por cada dólar para un hombre blanco, las latinas ganan 62.1 centavos.

Andrew Challenger, vicepresidente de la consultora, explica que aunque muchas personas discrepan de que hay una brecha (se argumenta que en general las mujeres se ocupan en sectores de salarios bajos), lo que en las empresas hay que hacer es “asegurar que hacen todo lo que pueden para que a trabajos similares se compensen con iguales salarios”.

Desde esta consultora se anima a considerar la transparencia en los salarios para que toda la plantilla sea consciente de qué gana el resto. De momento, no son muchas las empresas que practican este nivel de apertura informativa y solo el 3% de las empresas que contestaron al cuestionario la practica. El 7% da claridad sobre los salarios cuando se necesita y el resto no lo hacen. El 31% prefiere que un tercero haga una auditoría de las compensaciones.

Desde esta consultora se sugiere que se modifique la cultura de la empresa.  “No es fácil pero es necesario para asegurar que no hay brecha salarial en la compañía. las iniciativas de igualdad y las sugerencias de los empleados sobre esto pueden marcar las diferencias cuando se trata de cerrar la diferencia de compensaciones y tratar a todo el mundo de la misma manera”.