Forense detalla cómo niñera supuestamente apuñaló a niños en Manhattan

Yoselyn Ortega no mostró ninguna emoción durante las declaraciones de la forense en el juicio que se le sigue por el doble asesinato
Forense detalla cómo niñera supuestamente apuñaló a niños en Manhattan
Yoselyn Ortega podría enfrentarse a cadena perpetua si es declarada culpable de doble homicidio
Foto: Mariela Lombard/El Diario NY

Yoselyn Ortega, la niñera hispana del Upper West Side acusada de presuntamente asesinar a dos hermanos de 6 y 2 años que estaban bajo su cuidado, mostró una actitud impasible cuando la médico forense, que testificó en su juicio el lunes, describió las profundas heridas de cuchillo que provocaron la muerte de los niños.

Ortega, de 55 años, se sentó en el banco de los acusados sin manifestar ninguna emoción durante el testimonio de la forense Susan Ely, que detalló cada una de las 30 cuchilladas que la niñera supuestamente le propinó a Lucía Krim en octubre de 2012.

Los miembros del jurado pudieron ver gráficos con cada una de las partes del cuerpo donde Lucía fue apuñalada (cabeza, cuello, torso, brazos y manos). A diferencia de la acusada, el jurado  se mostró muy afectado por los detalles. Ely testificó que las heridas provocadas en brazos y manos demostraron que hubo “bastante forcejeo para escapar del cuchillo”, y que además la niña “tuvo por un momento sus manos en alto mientras estaba siendo apuñalada”.

Asimismo, la forense testificó que el hermano pequeño, Leo, también fue brutalmente apuñalado, recibiendo hasta cinco cuchilladas. Aunque los resultados de la autopsia todavía no son definitivos, puede que los niños no hubieran visto a su agresora y que esta les hubiese atacado por detrás, dejándoles luego en la bañera desangrándose.

Más tarde, la detective del Departamento de Policía (NYPD) Jennifer O’Connell aseguró que los niños murieron en el acto: “Sus ojos estaban abiertos. Estaban mirándose el uno al otro”. La detective también recordó el momento en el que encontró a la angustiada madre, Marina Krim, quien había encontrado los cuerpos.