¿Trump despidió a Tillerson por señalar a Rusia de asesinar a un exespía?

El Departamento de Estado incluso había endurecido su postura hacia el gobierno de Vladimir Putin
¿Trump despidió a Tillerson por señalar a Rusia de asesinar a un exespía?
Rex Tillerson dejará el Departamento de Estado.
Foto: Hector Vivas/Getty Images

La pregunta que da título a este artículo ha circulado en redes sociales, incluso entre congresistas.

Horas antes de ser despedido como secretario de Estado, Rex Tillerson calificó el envenenamiento de un exespía ruso y su hija con un agente nervioso de grado militar en el Reino Unido como “un acto realmente atroz” que parece haber venido “claramente” de Rusia.

A su regreso de un viaje a África, Tillerson dijo el lunes por la noche que aún no se sabía si el envenenamiento “vino de Rusia con el conocimiento del gobierno ruso”.

Los comentarios llegaron antes de que el presidente Donald Trump anunciara el martes por la mañana que el director de la CIA, Mike Pompeo, reemplazaría a Tillerson.

En un comunicado emitido por el Departamento de Estado el lunes por la noche, Tillerson calificó a Rusia como “una fuerza irresponsable de inestabilidad en el mundo, actuando con indiferencia abierta por la soberanía de otros estados y la vida de sus ciudadanos”.

En redes sociales y varios medios destacan esta conexión, aunque desde meses atrás se sabía de la tirante relación entre Tillerson y el presidente Trump.

Keith Boykin, de CNN, publicó: “Lunes 12 de marzo de 2018: Tillerson critica a Rusia. Martes 13 de marzo de 2018: Trump despide a Tillerson”.

Tal mensaje fue retomado por el representante Ted Lieu y escribió: “Despedir a Rex Tillerson es como reorganizar las sillas del Titanic. Se han reorganizado mucho. Todos deberíamos haber aprendido que nada va a cambiar realmente. El problema está más arriba”.

El lunes, los repubicanos que lideran el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes aseguraron que no hay indicios en sus investigaciones sobre una posible coordinación entre el gobierno ruso y la campaña del presidente Donald Trump para interferir en las elecciones de 2016.

Sin embargo, el fiscal especial Robert Mueller y el Comité de Inteligencia del Senado continúan las indagatorias del llamado “Rusiagate”.