Melania Trump busca cumplir su principal promesa como Primera Dama

La esposa del presidente tendrá una reunión importante este mes
Melania Trump busca cumplir su principal promesa como Primera Dama
Melania Trump hizo su promesa en 2016.
Foto: EFE/ Olivier Douliery

La primera dama Melania Trump planea convocar a gigantes tecnológicos como Amazon, Facebook, Google, Twitter y SnapChat la próxima semana para analizar formas de combatir el “cyberbullying”.

La reunión será en la Casa Blanca, el 20 de marzo, según cuatro fuentes consultadas por el Washington Post, con la que marcaría su primer gran avance político en la campaña anunciada hace mucho tiempo para combatir el ciberacoso.

En la reunión, Trump planea pedirle a los ejecutivos políticos de las compañías tecnológicas que detallen cómo han tratado de abordar los males digitales que plagan a los usuarios de la web, como el aumento de los trols en línea y la propagación de contenido malicioso.

Según la gente que habló en la condición de anonimato, porque no estaban autorizados a discutir el tema, Melania Trump no revelaría su política para hacer frente el acoso cibernético.

Una portavoz de la Primera Dama dijo en un comunicado que la primera dama había “simplemente pedido una reunión para discutir una de las muchas cosas que afecta a los niños”, pero se negó a proporcionar detalles adicionales.

A principios de noviembre de 2016, la exmodelo dio un discurso en Berwyn, Pennyslvania, que fue duramente criticado, pero ahí Melania dijo que una vez que fuera Primera Dama su principal cruzada sería contra el “cyberbullying”.

“Es terrible cuando (el acoso) pasa en el patio de una escuela, y es completamente inaceptable cuando lo hace alguien sin nombre, que se esconde en Internet”, apuntó entonces. “Tenemos que encontrar formas mejores de honrar y apoyar la bondad básica de nuestros niños, sobre todo en las redes sociales”, afirmó, y dijo que combatiría los insultos y las palabras mezquinas.

El plan de la Primera Dama desató burlas porque usuarios en redes sociales consideraron que ella estaba casada con el “principal bully” de la Internet, su esposo el presidente Donald Trump.