5 claves para entender la ley para “cazar a indocumentados”

La Unión Americana de Libertades Civiles explica la SB4
5 claves para entender la ley para “cazar a indocumentados”
La SB4 en Texas busca ayudar más a ICE en la ubicación de indocumentados.
Foto: ice.gov

El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito avaló la aplicación de la ley SB4 en Texas, impulsada por el gobernador Greg Abbott, a fin de evitar condados o ciudades santuario en la región y ayudar a agentes del Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la ubicación de indocumentados.

Sin embargo, aunque la norma aplica sólo en esa entidad, por lo que todas las personas que crucen la región podrían padecerla, es decir, ser detenidos por alguna falta mínima, como vial, y verse inmersos en una retahíla de cuestionamientos sobre su estatus migratorio.

Por ello es importante mantenerse informado sobre cómo se aplica esta norma y qué hacer.

De entrada es importante saber que la SB4 “es una ley de Texas que obliga a los gobiernos locales y las agencias de aplicación de la ley a hacer el trabajo de los oficiales de inmigración federales”, indica la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), y agrega: “Castiga a los funcionarios locales que eligen priorizar la seguridad de sus comunidades sobre la agenda antiinmigrante de los políticos, desvía valiosos recursos locales de las comunidades para atender las necesidades del gobierno federal, corroe la confianza pública en la aplicación de la ley y conduce a víctimas y testigos de el crimen en las sombras, haciendo que todos estén menos seguros”.

Cinco claves sobre su aplicación:

1. ¿Qué fue bloqueado de la ley?

  • Los funcionarios locales pueden tomar sus propias decisiones sobre si deben o no ayudar con la aplicación de la ley federal de inmigración, y no enfrentarán sanciones.
  • Los sheriffs y los jefes de policía pueden continuar hablando públicamente sobre por qué preguntar sobre el estado migratorio es una práctica policial que podría dañar la seguridad pública.

2. ¿Qué se aplica?

  • Los oficiales locales pueden preguntar sobre el estado migratorio, si lo desean, pero sólo durante una detención o arresto legal, por ejemplo, si alguien cometió una falta vial. Los oficiales locales no pueden detener a alguien únicamente para preguntar sobre el estado de inmigración.
  • Los oficiales locales no están obligados a preguntar sobre el estado migratorio; pueden optar por no preguntar. Los oficiales locales no enfrentarán castigo.
  • Si los oficiales locales deciden preguntar sobre el estado migratorio, no pueden mantener a una persona por más tiempo únicamente para preguntar sobre su estado o intentar verificar su estado con ICE.
  • Si un funcionario local se entera de que una persona no está documentada, no puede arrestar ni continuar manteniendo a la persona sobre esa base. El oficial puede proporcionar esa información a ICE, pero no está obligado a hacerlo.

3. Si la Policía local o estatal pregunta el estado migratorio:

  • La persona detenida no tiene que responder ninguna pregunta sobre su estado migratorio, incluido el lugar en el que nació, cómo ingresó en los EEUU, si es ciudadano estadounidense o si tiene estatus legal o “papeles”.
  • Quien sea detenido tiene derecho a permanecer en silencio. Simplemente debe decir claramente que desea permanecer en silencio y que no desea responder ninguna pregunta sobre su estado.

4. Si la detenido ocurre mientras maneja:

  • Ni el conductor ni los pasajeros deben responder preguntas sobre el estado migratorio de ninguna persona.
  • El conductor del vehículo debe proporcionar su licencia de conducir, comprobante de seguro y registro al funcionario solicitante, si los tiene. No proporcione documentos falsos.
  • Los pasajeros pueden preguntar si pueden irse. Si es así, deberá hacerlo silenciosamente.
  • No necesita proporcionar identificación extranjera.

5. Si estás bajo arresto:

  • Un inmigrante detenido sólo debe proporcionar: su nombre, dirección de residencia y fecha de nacimiento.
  • No tiene que responder ninguna otra pregunta. Debe decir claramente que desea permanecer en silencio.
  • El detenido debe ser firme: no decir nada más, ni firmar documentos o tomar decisiones sin un abogado.