El escándalo sobre Trump, la elección y 50 millones de usuarios en Facebook

El NYT publica información sobre severas violaciones a la privacidad

El escándalo sobre Trump, la elección y 50 millones de usuarios en Facebook
La empresa está implicada en un nuevo escándalo sobre la ruta presidencial de Trump
Foto: Editorial / Getty

Cambridge Analytica, la firma de análisis de datos que utilizó tácticas de selección de votantes para ayudar en la elección al presidente Donald Trump recopiló información inapropiada sobre más de 50 millones de usuarios de Facebook.

El reporte del New York Times genera más preguntas sobre la conducta durante y después de las elecciones de 2016.

El artículo del Times y un artículo complementario publicado por The Observer en Londres fueron publicados horas después de que Facebook anunciara que había suspendido a la firma, mientras investigaba si había mantenido datos de manera inapropiada en hasta 270,000 usuarios.

Sin embargo, otros reportes elevan la perspectiva de que el problema es mucho más amplio de lo que Facebook respaldó hasta el viernes por la noche, mientras comenzaba el análisis a las violaciones de privacidad a los más de 50 millones de usuarios.

Aunado a ello Cambridge Analytica también es investigada por sus supuestos enredos con Rusia.

The Times citó a un empleado anónimo de la empresa diciendo que aún existen cientos de gigabytes de datos de Facebook sin cifrar en los servidores de Cambridge, lo que contradice las garantías dadas a los investigadores del Congreso.

Hasta el viernes, el periódico agregó que “Facebook restó importancia al alcance de la fuga y cuestionó si alguno de los datos aún estaba fuera de su control”.

Ya es suficiente, el máximo demócrata del Comité de Inteligencia del Senado, Mark Warner, en un comunicado el sábado.

“Esto es más evidencia de que el mercado de publicidad política en línea es esencialmente el Lejano Oeste”, dijo el senador de Virginia, que ha patrocinado legislación para forzar una mayor transparencia en la publicidad política en línea. “Ya sea que les permita a los rusos comprar avisos políticos, o una amplia microtelevisión basada en datos de usuarios mal comprados, está claro que, si no se regula, este mercado seguirá siendo propenso al engaño y carente de transparencia”.

La demócrata Amy Klobuchar consideró que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, debe testificar sobre la situación.

“Esta es una brecha importante que debe investigarse. Está claro que estas plataformas no pueden controlarse a sí mismas”, dijo la senadors de Minnesota en un comunicado. “Dicen ‘confíen en nosotros’, pero Mark Zuckerberg necesita testificar ante el Comité Judicial del Senado sobre lo que Facebook sabía sobre el uso indebido de datos de 50 millones de estadounidenses con el fin de apuntar a la publicidad política y manipular a los votantes”.

Reportes del FBI y del Congreso han indicado que Facebook y otras redes sociales, como Twitter, tuvieron influencia en el proceso electoral de EEUU, sobre todo a través de campañas pagadas por empresas con nexos con el gobierno de Rusia.