Más de 30,000 empleados de Toys ‘R’ Us sufrirán el cierre de la cadena

La cadena juguetera tenía una elevada deuda, fuerte competencia y muchos clientes disfrutando con tabletas
Más de 30,000 empleados de Toys ‘R’ Us sufrirán el cierre de la cadena
Toys ‘R’ Us entró en bacarrota el pasado mes de septiembre./Getty

Cuando Toys ‘R’ Us solicitó entrar en bacarrota en septiembre del año pasado, el presidente de la empresa, Dave Brandon, dijo que la tienda de juguetes iba a mantenerse.

Pero negociar la cuantiosa deuda de esta gran cadena no ha sido posible y el miércoles por la tarde se anunció el cierre de las tiendas en EEUU. Aún puede emerger un comprador para algunas operaciones pero lo que se espera es que esta compañía, que fue icónica durante años, deje ahora sin empleo a algo más de 30,000 personas en todo el país en los próximos meses.

La pérdida de estos trabajos llega en un momento en el que el sector de ventas al por menor está sufriendo fuertes reveses por el fuerte empuje del comercio electrónico y en particular de Amazon. Esta empresa ha forzado a grandes competidores generalistas como Walmart o Target a competir por todo tipo de compras y está haciendo la vida difícil a los más pequeños.

Según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, el empleo en el comercio en los últimos cuatro meses apenas se ha movido y la previsión es que hasta 2016 crezca por debajo de la media de años precedentes y a un ritmo muy lento, apenas el 2%.

Los problemas para todos estos empleados no solo llega de la competencia del comercio electrónico. En la penúltima de sus siete décadas de historia,  Toys ‘R’ Us empezó a tener problemas. En 2005 fue adquirido por un consorcio de firmas de capital riesgo, Bain Capital, KKR y Vornado Realty Trust por $6,600 millones que en su mayoría fueron prestados y quedaron en el balance de la distribuidora de juguetes. La deuda a largo plazo excedía los $5,000 millones y con ello las inversiones no fueron posibles.

La calidad de las tiendas se deterioró  y el propio presidente afirmó que era difícil competir con otras grandes cadenas generalistas. Walmart, Costco, Target, empresas no virtuales hicieron también una dura competencia a Toys ‘R’ Us.

Cuando el peso de esta deuda contraída por el capital riesgo se hizo insoportable se llegó a la bancarrota. Entonces se anunciaron 20 cierres. Esta semana se ha anticipado el cierre total.

La organización laboral, no sindical OUR, lamentaba ayer que casi la mitad de los comerciantes al por menor que han entrado en bacarrota para no salir y afrontar su cierre están en manos de empresas de capital riesgo: Wet Seal, True Religion, Radioshack, son algunas de estas.

La tercera crisis contra la que ha tenido que luchar Toys ‘R’ Us es el cambiante gusto de los más pequeños a la hora de entretenerse. Aunque los juguetes siguen siendo un imán para los más pequeños, realmente cada vez pasan más tiempo con videojuegos, tabletas y teléfonos.