Se tensan las relaciones con América Latina en la era Trump

Los desplantes y las críticas del presidente en la última semana complican la situación
Se tensan las relaciones con América Latina en la era Trump
Trump parece no querer mejorar las relaciones con América Latina.
Foto: SAUL LOEB / Getty Images

La pasada semana Donald Trump intercambió críticas con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, canceló la asistencia a una cumbre regional y anunció el envió de tropas a la frontera con México.

Todas esas acciones han llevado a que las relaciones entre Trump y los países de Sudamérica sean cada vez más tensas.

La pasada semana, Trump ya avisaba a través de su cuenta de Twitter que las leyes de las frontera americana son muy débiles mientras que las de México y Canadá son más fuertes. “Quieren que la gente ingrese a nuestro país sin control… ¡CRIMEN! Tomaremos medidas enérgicas hoy”.

Y así fue, esa misma semana anuncio el envió de tropas de la Guardia Nacional a la frontera con México.

La respuesta de Peña Nieto no tardó en llegar. En un mensaje también en las redes sociales exigió al magnate republicano respeto a su país, destacó una editoria de The Hill.

Como reflejo de las tensiones, Enrique Peña Nieto ordenó este lunes a su gabinete que revisen todos los aspectos de la relación bilateral con los Estados Unidos, incluidos los acuerdos sobre seguridad y delincuencia transnacional.

Las críticas a estas declaraciones de Trump no sólo se han producido al sur de la frontera, sino que los partidarios del comercio transfronteriza también han arremetido contra Trump por lo que consideran como una escalada innecesaria de tensiones. “Trump es un racista y un idiota. México es un aliado, no un enemigo”, declaró Filemón Vela, un demócrata de Texas.

Estas declaraciones del presidente, además, se producen días después de que la Secretaria de Seguridad Interna, Kistjen Nielsen se reuniera con altos funcionarios mexicanos prometiendo una cooperación continua y una asociación cada vez más estrecha. Por ello, Luis Videgaray, Secretario de Relaciones Exteriores de México señaló que militarizar la frontera dañaría las relaciones.

Y pese a que la mayoría de los mandatarios latinoamericanos se han negado a responder a las críticas del Trump por miedo a las represalias de la Administración, el republicano es fácilmente el presidente estadounidense menos popular en América Latina en el último cuarto de siglo.

Una popularidad que difícilmente recuperará si sigue plantando a los latinoamericanos como hizo el pasado viernes al cancelar el viaje a Perú para asistir a la Cumbre de las Américas, un puesto que finalmente ocupara el vicepresidente Mike Pence.