Cómo ganar dinero con la basura

Una fuente de ingresos al alcance de la mano. Hasta el aceite de cocina genera ingresos

Si busca dinero extra, la basura puede ser su aliado.

El reciclaje cobra mucha importancia en un planeta golpeado por la sobreproducción de bienes. Hay recicladores de tiempo completo pero usted también obtener sus ganancias con un poco de esfuerzo y disciplina. No se hará millonario, pero tendrá un dinero con el que no contaba.

¿Qué puedo vender?

Las latas de sodas y cervezas son el ejemplo perfecto de lo que puede vender. El pago promedio es de ¢50 por libra (unas 34 latas). Parece poco pero tenga en cuenta que el reciclaje del aluminio genera $1,000 millones de dólares en Estados Unidos al año.

Algo similar ocurre con las cajas de cartón. Trate de acumularlas y luego llame a un sitio como BoxCycle para que lleguen a su casa a comprarlas.

Y si frita comida, guarde el aceite de cocina. Recuerdo que es muy malo arrojarlo por las tuberías. Hay empresas que compran su aceite para hacer combustible. El pago promedio es de $1 por galón.

Y así con electrónicos, cartuchos de tinta de impresora, madera, metal y corchos de vino. Solamente busque en internet los centros que reciclan esos materiales en su ciudad.

Rescate el artista en el corazón

La basura puede despertar su creatividad. Muchos artistas han usado materiales para sus esculturas y artesanías. Es una manera de explorar el camino artístico sin gastar dinero. Una vez sienta que domina su arte, anímese a participar en ferias o vender sus trabajos en sitios como Etsy.com.

El compostaje

La comida que no comemos sirve de abono. Si tiene una huerta trate de colectar desechos orgánicos para darle nutrientes a la tierra. Es un ciclo que le ahorrara dinero en el supermercado. No hay nada mejor que comer lo que se cultiva.

El mercado de lo usado

Lo otro que puede explorar es tener ventas de garaje con artículos que no necesita en casa. Aquí se puede vender ropa, electrónicos, vajillas, etc.

Otra alternativa es estar pendiente de lo que botan los vecinos. Si tiene un camión trate de recoger muebles y objetos (¡revise que no tengan chinches!) que luego puede vender a tiendas de artículos usados o en sus propias ventas de garaje.