El plomo en la sangre de nuestros hijos

El plomo en la sangre de nuestros hijos
La mayoría de las veces no hay síntomas clínicos y solo encontramos en los niños problemas de concentración en los estudios, problemas para hablar o problemas con el comportamiento. /Archivo

La Academia Americana de Pediatría recomienda que nuestros hijos/as tengan evaluaciones programadas con su pediatra. Estas visitas, llamadas “Visitas Preventivas” son realizadas con la intención de prevenir enfermedades o encontrar enfermedades en etapas tempranas o con el mayor riesgo de desarrollar cierta enfermedad y nos da la oportunidad de realizar estudios más profundos.

Uno de los objetivos de estas visitas es detectar en nivel de plomo en la sangre.

La exposición al plomo se considera como una emergencia de salud pública en los Estados Unidos y es muy importante hacerles la prueba del plomo a sus hijos anualmente.

Se ha encontrado en varias investigaciones realizadas que la presencia de plomo en la sangre a muy temprana edad se encuentra relacionada con déficits de coeficiente de inteligencia o sea bajo IQ.

También se ha encontrado una relación entre los niveles de plomo en la sangre con problemas sicológicos como de conducta y de atención, además también ha sido relacionado a problemas cardiovasculares, inmunológicos y a efectos endocrinológicos.

Cómo son los niños/as expuestas al plomo:

En los Estados Unidos muchas familias viven en viviendas construidas antes de 1960 las cuales tienen un alto contenido de plomo principalmente si están pintadas con pintura a base de plomo y están construidas con tuberías con alto contenido de plomo.

Diagnóstico:

El diagnóstico se hace a través de una prueba de sangre

Síntomas:

La mayoría de las veces no hay síntomas clínicos y solo encontramos en los niños problemas de concentración en los estudios, problemas para hablar o problemas con el comportamiento.
Si el nivel de plomo está muy alto el niño/a puede presentar:

  • Náuseas y vómitos,
  • Dolor de estómago
  • Cansancio excesivo
  • Alteración mental llamada encefalopatía

Los efectos cognitivos y de comportamiento de la toxicidad del plomo no son reversibles

Tratamiento:

  • El tratamiento principal es la prevención primaria de las exposiciones al plomo
  • No exponer a su niños a lugares alto en plomo
  • Si uno de los padres trabaja en construcción debe quitarse la ropa antes de entrar a la casa y bañarse antes de tocar a su hijo/a.
  • Si el nivel es muy alto entonces se interna su hijo/a para realizar un procedimiento llamado quelación que ayuda a disminuir el nivel de plomo en la sangre.

Después que su pediatra confirme un nivel de plomo por encima de 5μg/dl, su hijo/a debe someterse a un monitoreo continuo del nivel de plomo en la sangre.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx

Alrededor de la web