Grandes empresarios mexicanos arman estrategia para detener a AMLO

El objetivo sería impulsar al candidato Ricardo Anaya de "Por México al Frente", reportó el diario El País

Grandes empresarios mexicanos arman estrategia para detener a AMLO
Los empresarios mexicanos piden un liderazgo que no divida al país.
Foto: EFE/José Méndez

La semana pasada se incrementó el enfrentamiento verbal entre el candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, que lidera las encuestas en México y los empresarios de ese país.

Sin embargo, los grandes directivos consideran que la llegada a la presidencia, de la coalición “Juntos haremos historia” podría afectar la economía mexicana, a pesar de que calificadoras como Moody’s y Standard & Poor’s indican que si el morenista gana no habría serios problemas.

En un reporte de El País se destaca cómo los empresarios se unieron al ver amenazados su “status quo… y, por ende, sus intereses”, por lo que decidieron “aumentar en mayo la sensación de miedo ante la posible victoria de López Obrador y cerrar filas con el conservador Ricardo Anaya, garante de la continuidad”.

López Obrador acusó a algunos empresarios de “creerse dueños del país”, aspecto que rechaza, por lo que organizaciones empresariales criticaron su postura.

“El objetivo es llegar a junio con posibilidades de revertir los sondeos y acaparar el voto útil de quien no quiere la victoria del líder de Morena, según se desprende de conversaciones con la decena de directivos consultados, bajo condición de anonimato”, publicó El País.

El diario destaca “la beligerancia” del líder de Morena contra un algunos empresarios, incluido el directivo de Cinépolis, Alejandro Ramírez, que ha provocado la respuesta del Consejo Mexicano de Negocios, que publicó un desplegado titulado “Así no” y acusó las expresiones AMLO, las cuales calificó “de injuriosas y calumniosas”.

La Coparmex, que reúne a 1,600 compañías, y el Consejo Coordinador Empresarial, se sumaron al llamado.

El Consejo Mexicano de Negocios ha recordado a López Obrador que el sector privado genera el 90% de los empleos en el país.

“López Obrador ha garantizado, ante los ataques de los críticos, que su política económica no contempla expropiaciones, que respetará la autonomía del Banco Central y que no subirá los impuestos”, se expone. “Sí se ha comprometido a reducir el poder que hasta ahora han tenido los grandes empresarios en México, un país atravesado por la pobreza”.