Dos hombres exonerados por violación falsa en Central Park luego de 26 años

La mujer ya no enfrenta cargos por mentir porque el estatuto de limitaciones ha expirado
Dos hombres exonerados por violación falsa en Central Park luego de 26 años
VanDyke Perry y Greg Counts celebran su libertad
Foto: @innocence

Dos afroamericanos fueron sentenciados a prisión en 1992 por una violación en Central Park que nunca ocurrió.

El lunes la Corte Suprema de Manhattan anuló las condenas contra VanDyke Perry y Gregory Counts, quienes estaban en libertad condicional tras pasar 10 y 26 años en la cárcel, respectivamente.

Ambos condenados siempre mantuvieron su inocencia. Siendo muy jóvenes, una mujer no identificada acusó a Perry y Counts, quienes entonces tenían 21 y 19 años, de haberla secuestrado y violado en Central Park en 1991 como parte de una disputa con su novio de entonces.

No había evidencia material que conectara a los hombres con ningún asalto, y para el momento del juicio, en 1992, la supuesta víctima había dejado de cooperar con los fiscales. Aún así los hombres fueron condenados por cargos que incluyeron violación en primer grado.

Un tercer hombre señalado nunca fue detenido en conexión con la acusación de violación falsa de la mujer.

Perry dijo que el caso engendrado por las mentiras de la mujer “realmente destruyó mi vida”, en un comunicado citado por NY1 News.

Desde la cárcel, Counts contacto al grupo “Innocence Project”, que en 2014 comenzó a investigar el caso, más tarde respaldado por fiscales. Se realizaron nuevas pruebas en el ADN encontrado en la ropa interior de la mujer, lo que condujo a otro hombre. La mujer le dijo a los investigadores que en 1991 vendió sexo por drogas y que el ADN pudo provenir de eso.

La investigación y revisión adicionales llevaron al tercer hombre que inicialmente había sido acusado. Los investigadores lo entrevistaron y él les contó otra información que socavó el relato de la víctima de haber sido agredida.

Los investigadores luego le hablaron a la mujer nuevamente y ella se retractó. Les dijo que había sido presionada por su novio, que estaba bajo sospecha de haber disparado a Perry.

La mujer no enfrenta cargos por sus mentiras porque el estatuto de limitaciones ha expirado.

Perry y Counts están considerando demandar debidoa las condenas erróneas.

El mes pasado, también en Manhattan, Johnny Hincapie presentó una demanda federal  por pasar 25 años en prisión acusado erróneamente por el asesinato a puñaladas de un turista de Utah en el metro de NYC.