Los 300,000 inmigrantes que le advirtieron a Trump no expulsar de EEUU

Reportes diplomáticos establecen los riesgos por concluir TPS
Los 300,000 inmigrantes que le advirtieron a Trump no expulsar de EEUU
El gobierno de Trump hizo caso omiso de alertas de diplomáticos.
Foto: EFE

En los últimos seis meses, la administración del presidente Donald Trump ha hecho cambios para a 300,000 centroamericanos y haitianos que viven y trabajan legalmente en los Estados Unidos.

Esa no es la novedad, ya que este diario ha reportado el fin de los Estados de Protección Temporal (TPS), sin embargo, el gobierno del republicano tomó las decisiones sin hacer caso de altos diplomáticos estadounidenses que advirtieron que las deportaciones masivas podrían desestabilizar la región y desencadenar un nuevo aumento de la inmigración ilegal.

Las advertencias fueron transmitidas a los altos funcionarios del Departamento de Estado el año pasado en cables de las embajadas, ahora en el centro de una investigación de los demócratas del Senado, cuyas conclusiones fueron recientemente referidas a la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, reportó el Washington Post.

Ese diario obtuvo una copia del informe con los contenidos de los memorandos, que no han sido revelados previamente, donde se establece una fuerte oposición de los diplomáticos de carrera a la terminación de los TPS y la posible deportación de cientos de miles de personas a algunos de los más pobres y la mayoría de los lugares violentos en América Latina.

El entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, desestimó el consejo y se unió a otros funcionarios del gobierno para presionar a los líderes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para despojar a los inmigrantes de sus protecciones, según funcionarios actuales y anteriores de la administración cuyas cuentas fueron consistentes con los hallazgos de los senadores demócratas.

La última cancelación anunciada por la administración Trump fue para 57,000 hondureños, quienes deberán salir del país en 2020, aunque podrían aplicar por algún otro beneficio migratorio, si es el caso.

Ellos se suman a los 195,000 salvadoreños y a los 46,000 haitianos que antes tenían 18 meses para abandonar el país o enfrentar la deportación.