Trump anuncia retiro unilateral de EEUU de acuerdo nuclear con Irán

EEUU restablecerá sanciones contra Irán y contra empresas extranjeras que hagan negocios con ese país
Trump anuncia retiro unilateral de EEUU de acuerdo nuclear con Irán
El presidente Trump firmó el memorando de salida de EEUU de acuerdo nuclear sobre Irán.
Foto: whitehouse.gov

WASHINGTON— En cumplimiento con una promesa electoral, el presidente Donald Trump anunció este martes la salida unilateral de EEUU de un complejo acuerdo nuclear con Irán, desatando críticas tanto de aliados europeos como del gobierno de Teherán y provocando un mayor aislamiento de Washington.

Durante un discurso televisivo, Trump describió al acuerdo como “podrido” y “en estado de descomposición”, borrando así el llamado “Plan de Acción Integral Conjunto” (JCPOA, en inglés), que pretendía restringir las actividades nucleares de Irán a cambio del levantamiento de sanciones impuestas por la comunidad internacional en 2015.

“Este fue un acuerdo horrible, unilateral que jamás nunca debió hacerse. No trajo la calma, ni la paz, ni nunca lo hará… después de que se levantaron las sanciones, la dictadura usó sus nuevos fondos para construir misiles con capacidad nuclear, apoyar el terrorismo, y causar caos en todo el Medio Oriente y más allá”; argumentó Trump, quien usó calificativos como “podrido” y “defectuoso” para calificar el acuerdo.

Al borrar de un plumazo el acuerdo con Irán, Trump desató fuertes críticas de la oposición demócrata dentro y fuera del Congreso, de sus aliados en Europa, de Naciones Unidas, de Rusia, y del gobierno iraní, porque sólo se empeñó en destacar las deficiencias del plan sin ofrecer alternativas viables.

Esa decisión, según observadores, no sólo pone a la política exterior de EEUU en una trayectoria de eventual “colisión” con sus aliados -que no piensan salirse del acuerdo-, sino que también podría abrir la puerta a un conflicto regional en Medio Oriente.

De hecho, el gobierno del presidente iraní, Hassan Rouhani, dejó entrever de que se alistará para reiniciar su programa de enriquecimiento de uranio, necesario para la fabricación armas atómicas y la generación de energía nuclear.

Rouhani señaló que EEUU “no respeta sus compromisos”, por lo tanto su gobierno tampoco lo hará, y ha girado instrucciones para que, tras un periodo de consultas con los demás países firmantes, la Organización de Energía Atómica de Irán tome las medidas necesarias para reanudar el programa de uranio enriquecido.

El primer ministro israelí, Benjamin  Netanyahu, archienemigo de Irán, estuvo entre el puñado de líderes mundiales que apoyaron a Trump en su polémica decisión, que calificó como “audaz”.

De entre los republicanos que reaccionaron al anuncio, el legislador Mario Díaz Balart aplaudió a Trump por considerar que el acuerdo era desastroso y sirvió de salvavidas para un “régimen opresivo y asesino que se opone a los intereses de EEUU y amenaza a sus aliados”.

Díaz Balart acusó a Irán de continuar el desarrollo de su arsenal nucelar, de ayudar a redes terroristas internacionales y agravar la violencia en Siria, el Yemen e Irak, además de contribuir a la inestabilidad del Líbano.

Durante y desde la contienda de 2016, Trump se había quejado de que el acuerdo no era lo suficientemente agresivo porque solo limitaba las actividades nucleares de Irán por un breve tiempo y no ayudó a frenar su programa de misiles balísticos.

En cambio, Irán consiguió unos $100,000 millones que utilizó para adquirir armas y llevar a cabo una campaña de terror y opresión en Oriente Medio, según Trump.

Pero su antecesor, Barack Obama, quien suscribió el acuerdo internacional en 2015, advirtió desde su cuenta en Facebook que la decisión de Trump es “desacertada” porque el acuerdo, a su juicio, estaba funcionando.

“Retirarse del JCPOA le da la espalda a los aliados más cercanos de EEUU, y a un acuerdo que nuestros principales diplomáticos, científicos, y profesionales de inteligencia que lo negociaron”, dijo Obama.

Para el exmandatario, es inexplicable que Trump quiera desmantelar el acuerdo en un momento coyuntural para los esfuerzos de desnuclearización de la península norcoreana.

No tiene sentido retirarse de un acuerdo que está logrando con Irán lo que ahora EEUU pretende alcanzar con el gobierno de Pyongyang, subrayó Obama.

Entre otros elementos, el JCPOA exigía al gobierno de Teherán, a cambio del levantamiento de sanciones multilaterales, reducir durante 15 años su arsenal de uranio enriquecido, que se utiliza para la manufactura de combustible de reactores y armas nucleares.

También imponía un límite en el número de centrífugos para enriquecer el uranio durante un período de diez años, además de que Irán se comprometió a evitar la producción de plutonio para bombas nucleares.

EEUU suscribió el acuerdo en 2015 con Irán, los otros cuatro miembros permanentes del Concejo de Seguridad de Naciones Unidas (el Reino Unido, Francia, China, Rusia) y Alemania.

EEUU restablecerá sanciones

Por ahora, no hay fecha exacta para la reimposición de sanciones económicas contra el gobierno de Teherán, pero el Departamento del Tesoro había indicado que habría primero un periodo de entre 90 y 180 días de ajuste.

Según la agencia a cargo de hacer cumplir los embargos y sanciones de EEUU, las sanciones se restablecerían contra las industrias de petróleo, acero, exportaciones de aviones y metales preciosos.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha instado al resto de los países firmantes a que cumplan con sus compromisos dentro del pacto.

Mientras, la principal encargada de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, dijo que ese bloque está decidido a “preservar” el acuerdo, pero no está claro cómo y cuándo lo haría si EEUU ha amenazado con imponer sanciones a empresas extranjeras que sigan negociando con Irán.

Es que, según el Departamento del Tesoro, las empresas europeas que hacen negocios con Irán tendrán que concluir cualquier transacción pendiente en un plazo de seis meses, o atenerse a la imposición de sanciones.

Alrededor de la web