Fiscal de Nassau: “No dejaré piedra sin remover en caso contra Schneiderman”

Gobernador Andrew Cuomo y fiscal de Manhattan Cyrus Vance Jr. dejan de lado disputa sobre Schneiderman
Fiscal de Nassau: “No dejaré piedra sin remover en caso contra Schneiderman”
El gobernador Andrew Cuomo junto a los fiscales Madeline Singas, Cyrus Vance Jr. y Timothy Sini.

NUEVA YORK.- Madeline Singas, la fiscal de distrito del condado de Nassau, Long Island, seleccionada fiscal especial por el gobernador Andrew Cuomo para indagar las acusaciones de agresión contra el ex fiscal general del estado Eric Schneiderman, se comprometió este jueves a adelantar a cabo una investigación exhaustiva, justa y rápida.

El anuncio de la designación de Singas se hizo en una rueda de prensa convocada por Cuomo en su oficina de Manhattan y tomaron parte además, los fiscales de distrito de Manhattan y Suffolk, Cyrus. Vance Jr., y Timothy Sini, respectivamente.

“Trataremos este caso igual que todos los casos. Veré los hechos. Reuniremos la evidencia. Revisaremos las leyes que se puedan aplicar en este caso. No habrá piedra sin remover”, dijo Singas.

Singas dijo que entre sus primeras acciones integró un equipo de fiscales que fue instruido para investigar si Schneiderman utilizó su posición para abusar de las mujeres dentro de su oficina, o si lo usó para intimidar a las mujeres fuera del trabajo.

La nombrada fiscal especial instó que cualquier otra mujer llame a su oficina para denunciar y ratificó que habrá una investigación rápida y exhaustiva.

El escándalo de Schneiderman

El lunes, tres horas después de la revelación de las acusaciones de agresión de Michelle Manning Barish, Tanya Selvaratnam y otras dos mujeres en un artículo en la revista The New Yorker, Schneiderman anunció su renuncia, al tiempo que negó las imputaciones. Poco antes, el gobernador había declarado que debido a la gravedad de las acusaciones, el fiscal general, no podía permanecer en el cargo.

En ese orden, Cyrus. Vance Jr. anunció que iniciaría una investigación, saliéndole al paso Cuomo, declarando que Madeline Singas, sería quien lleve la investigación especial.

Alphonso David, el asesor legal de Cuomo respondió que Vance tenía un conflicto de interés debido a la investigación en curso de la oficina del fiscal general sobre cómo Vance manejó las acusaciones contra el magnate del cine Harvey Weinstein.

Vance insistió que Schneiderman presuntamente agredió a las mujeres en Manhattan, que es su distrito. Entre tanto Sini fue invitado a la conferencia de prensa por el gobernador  porque uno de los presuntos ataques ocurrió en el condado de Suffolk.

“Debo decir que quizás me he sentido un poco frustrado cuando las reglas básicas cambiaron. Entiendo completamente la decisión del gobernador”, declaró resignado Vance.

Cuomo en respuesta declaró que tenía el mayor respeto por el fiscal de Manhattan, pero que su opinión resultaba irrelevante, y que es la percepción pública lo que importa.

“Es la opinión de las víctimas, la opinión de los grupos de mujeres, y no se quiere una apariencia o la percepción de un conflicto”, agregó Cuomo.

Ese desentendimiento pareció resuelto en la rueda de prensa, cuando ambos funcionarios en su momento coincidieron que Singas, era la “fiscal más calificada para el caso”.

Schneiderman podría encarar una amplia gama de cargos que pueden abarcar desde delitos menores, delitos graves, estrangulamiento, agresión sexual, asalto, acoso, entre otros.

En la denuncia a The New Yorker, las mujeres revelaron que Schneiderman las abofeteó, las intentó asfixiar y las abusaba verbalmente, a menudo durante las relaciones sexuales. Rechazaron la explicación del ahora ex fiscal de que cualquier abuso fue el resultado de un “juego de roles” consensuado.