Venado de dos cabezas de Minnesota sorprende a la comunidad científica

Los mamíferos siameses silvestres son extremadamente raros de encontrar
Venado de dos cabezas de Minnesota sorprende a la comunidad científica
Su anatomía indica que nunca habrían podido sobrevivir, según los expertos
Foto: Gino D’Angelo et al/University of Georgia

Un hombre de Minnesota que estaba buscando hongos en un bosque cerca del río Mississippi tropezó con algo un poco más inusual: semi enterrado en la maleza yacía lo que parecía ser un venado recién nacido. Todo lucía normal, excepto que tenía dos cabezas.

El bebé ciervo era en realidad un par de gemelas siamesas con un cuerpo de aproximadamente 23 pulgadas (60 centímetros) de largo desde la cola hasta la cabeza. Su cuerpo estaba modelado con las manchas reveladoras de otros venados de cola blanca y parecía haber sido arreglado recientemente para cubrirlo. Pero no había señales de que su madre estuviera a la vista, detalla el portal Live Science.

El cazador de hongos entregó el venadito al  Departamento de Recursos Naturales de Minnesota, sabiendo que había descubierto algo inusual. Dos años después, ahora un nuevo estudio del caso publicado en la revista The American Midland Naturalist explica cuán extraordinarios realmente son los venados siameses. Según el nuevo estudio, este descubrimiento marca el primer caso documentado de gemelos de venado cola blanca de dos cabezas, nacidos vivos a término.

“Es sorprendente y extremadamente raro“, dice el autor del estudio, Gino D’Angelo, profesor asistente de ecología en la Universidad de Georgia. “No podemos siquiera estimar la rareza de esto”.

Para su estudio, D’Angelo y sus colegas realizaron una tomografía computarizada (TC) y una resonancia magnética (RM) en las gemelas unidos, y luego una necropsia completa.

Las imágenes revelaron que las gemelas compartían una sola columna vertebral que se bifurcaba en dos cuellos distintos. Durante la necropsia los investigadores encontraron que las cervatillas tenían dos corazones enclavados dentro de un único saco pericárdico; dos esófagos y dos estómagos, uno de los cuales terminaba en un tubo cerrado.

“Su anatomía indica que nunca habrían” podido sobrevivir, concluyó D’Angelo a The Independent. “Sin embargo, se les encontró arregladas y en una posición natural, lo que sugiere que la madre trató de cuidarlas después del parto. El instinto maternal es muy fuerte”.

D’Angelo sospecha que las gemelas probablemente nacieron muertas. Según el nuevo estudio, la mayoría de las hembras de venado cola blanca se embarazan de gemelos, pero las observaciones de siameses son extremadamente raras en la literatura científica.

En 2008, un conteo que data del año 1671 encontró sólo 19 casos de gemelos unidos en mamíferos terrestres no domésticos, de los cuales sólo dos fueron venados de cola blanca. En ambos casos, la madre y sus hijos murieron mientras los gemelos estaban en el útero.

Tenían una columna y dos corazones enclavados un único saco pericárdico

?>