Tania Marmolejo: retratos-paisajes de la ubicuidad

La artista suecodominicana presenta su exhibición 'Here Versus There'
Tania Marmolejo: retratos-paisajes de la ubicuidad
Marmolejo es isleña por ambos costados. Pero de dos islas que están en las antípodas. Tropical una, nórdica la otra./Cortesía

Del otro lado del viaje JFK-Las Américas hay una media isla que tiene la belleza de un continente entero. Ese planeta en miniatura en medio del tórrido agosto anual caribeño, con sus aguaceros, verdes lavados, cielos huracanados y mares turquesa, es el hilo conector de la muestra “Here Versus There” de Tania Marmolejo Andersson, que se exhibe en la galería Lyle O. Reitzel de Manhattan.

Aunque no es aún la exposición personal suya que merece esta ciudad, en la que vive desde hace dos décadas —una propuesta visual sólida en la que pueda explorarse la complejidad de una obra figurativa de gran riqueza expresiva y anecdótica, como lo fueron sus exhibiciones What Was I Thinking? (2015) o Delicious Torment (2013) en la sede de Lyle O. Reitzel en Torre Piantini, República Dominicana—, es de todas formas una magnífica oportunidad para entrar en ese microuniverso de “alianzas mixtas” y herencias compartidas que definen a la artista suecodominicana.

Tania Marmolejo es isleña por ambos costados. Pero de dos islas que están en las antípodas. Tropical una, nórdica la otra. Esa mezcla de azules imposibles, rojo de cadmio y verdes de amplio espectro se han mantenido en una paleta que se renueva para llenar fondos más gestuales y lejanos, inacabados o interrumpidos, como reminiscencias, paisajes tormentosos devueltos a través de un cristal ahumado.

“In the time of hurricanes skies” forma parte de la exhibición / FOTO: Cortesía

 

También se exhibe “The stories we wave”. FOTO: Cortesía

Esa dualidad es la que pone a negociar en esta muestra, que sigue siendo lamentablemente pequeña y fragmentada aunque se agradece, y es parte de la loable labor de promoción internacional del arte dominicano contemporáneo que lleva haciendo desde hace dos décadas Lyle O. Reitzel. República Dominicana no se nombra, pero está palpitante por omisión, en esos paisajes de fondo a los que sus personajes no miran evitando petrificar las memorias como la mujer de Lot.

“Creo en una zona de tensión. No ese punto en el que se cede, sino en el tenso e incómodo que provoca la reflexión y el pensamiento cuando se enfrentan ideas, emociones y fuerzas opuestas. En “Here Versus There”, busco ese punto medio ambiguo entre fuerzas opuestas que existe en mi y las comunico al espectador, esperando, a su vez, que se refleje en sus sentimientos”, explica la artista.

La exhibición incluye dos piezas sobre paneles de madera, tres óleos de mediano y gran formato, 16 tintas pequeñas y dos dibujos en acrílico y tinta sobre papel de mediano formato, aunque como decíamos, solo estos laberínticos dibujos en tinta hubieran exigido un show paralelo para disfrutar de sutilezas como la de The Stories We Weave (2018), en el que una joven teje con hilos de sangre negra que brotan del ombligo y el antebrazo un entramado de olas vivas y voraces como las de Hokusai, que arrastran caballos, piernas, historias susurradas al oído, rituales de la infancia, valkirias coronadas. El título, que puede traducirse como “Historias que urdimos” (o tejemos), juega con la ambigüedad de los homófonos weave (tejer) y wave (olas) —también, quizás aluda a aquellas memorias a las que decidimos decir adiós—.

Como en el mítico hotel, quienes entren a estas sutiles obras quedarán atrapados bajo el impulso de fuerzas opuestas, secuestrados por esos retratos-paisajes “ansiosamente narrativos”, con los que Tania Marmolejo negocia la angustia y el placer de la memoria a través del don pictórico de la ubicuidad.

En detalle:

Qué: Exhibición ‘Here Versus There’ de Tania Marmolejo

Dónde: Galeria Lyle O. Reitzel -39 Eldridge St, New York, NY 10002

Cuándo: hasta el 30 de mayo

Información: (646) 478-8055 o lyleoreitzel.com

“Coming home” también es parte de la exposición. / FOTO: Cortesía

 

“Self portrait”, una obra de tinta sobre papel. / FOTO: Cortesía

?>