Funcionario despedido por el PRI por denunciar corrupción se une a AMLO para evitar fraude electoral

Santiago Nieto Castillo fue presentado por el candidato de "Juntos haremos historia"
Funcionario despedido por el PRI por denunciar corrupción se une a AMLO para evitar fraude electoral
Santiago Nieto Castillo se suma al equipo de campaña de López Obrador.
Foto: Twitter / EFE

El extitular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo, se sumó a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, de la coalición “Juntos Haremos Historia”, para evitar la compra de votos.

El anuncio oficial se hizo en un mitin en Tlaquepaque, Jalisco, a donde Nieto Castillo acompañó al tabasqueño al mitin.

Lópe Obrador descartó que el exfuncionario vaya a tener un cargo en su gobierno. “No va a ser fiscal, me va a ayudar. Él está uniéndose, no me está poniendo ninguna condición“, señaló.

A través de su cuenta personal de Twitter, Santiago Nieto compartió una fotografía junto con el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard.

“Con un compromiso común por luchar contra la corrupción”, indicó.

Ebrard también compartió la imagen en su cuenta personal y dijo: “Más y más personas valiosas se suman a la propuesta de AMLO”.

Durante el mitin, el tabasqueño pidió la colaboración de sus simpatizantes para evitar algún fraude en los comicios del 1 de julio y así garantizar que la elección sea limpia y se establezca una verdadera democracia.

“Que entre todos logremos que se afiance el hábito democrático, que ya no se compren los votos, que no se trafique con el hambre y con la necesidad de la gente… que no haya voto corporativo… que no haya fraude electoral”, expresó el morenista.

Santiago Nieto fue cesado en octubre pasado por supuestamente transgredir lo dispuesto en el Código de Conducta de la Procuraduría General de la República (PGR), ya que declaró que Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, lo presionó para anunciar públicamente su inocencia y deslindarlo de presuntos sobornos recibidos por la empresa brasileña Odebrecht y por desviar parte de los fondos para la campaña presidencial del PRI en 2012.