Los teléfonos especiales del presidente Trump

Reportan que el mandatario se ha resistido a seguir los protocolos de seguridad

Los teléfonos especiales del presidente Trump
El presidente Trump tiene al menos dos teléfonos celulares.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El presidente Donald Trump tiene al menos dos celulares desde donde puede hacer llamadas o escribir sus tuits sin temor a que puedan ser hackeados.

Eso no fue fácil de lograr, según un reporte de Politico, ya que el mandatario quería mantener el mismo teléfono para realizar todo tipo de llamadas y compartir sus mensajes en Twitter.

“El presidente usa al menos dos iPhones, según uno de los funcionarios… Uno capaz de realizar llamadas y el otro está equipado solo con Twitter, pero ambos están precargados con un puñado de sitios de noticias”, indicó uno de los funcionarios consultados por el portal.

Los equipos son revisados y aprobados por el área de Tecnología e Información y la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca, que son atendidas por personal militar que supervisa telecomunicaciones.

Mientras que los asistentes han instado al presidente a cambiar el teléfono de Twitter mensualmente, Trump se ha resistido, ya que lo considera “demasiado inconveniente”.

“El presidente tardó cinco meses sin que un experto en seguridad revisara el teléfono“, se reportó. “No está claro con qué frecuencia se cambian los teléfonos de Trump, habilitados para llamadas”.

El presidente Barack Obama entregó sus teléfonos de la Casa Blanca cada 30 días para ser examinado por personal de telecomunicaciones por piratería y otras actividades sospechosas, según un funcionario de la administración Obama.

La Casa Blanca no quiso hacer ningún comentario oficial, pero otra fuente dijo que los teléfonos tienen capacidad para llamadas y “se intercambian sin problemas de forma regular a través de operaciones de soporte de rutina”.

El otro equipo, se afirmó, no se cambia con regularidad, debido a los controles de seguridad del teléfono con la aplicación de Twitter y la cuenta en sí.