Plan para recuperar el Metro podría generar una década más de retrasos

Habría que cerrar líneas con más frecuencia los fines de semana y las noches para completar el proyecto a tiempo
Plan para recuperar el Metro podría generar una década más de retrasos
Otra mañana de locura en el subterráneo
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

MTA tiene listo un plan para arreglar el sistema de señales que está causando tantos retrasos en el servicio, pero tomaría al menos una década de trabajo y cierres en noches y fines de semana, a un costo de $37 mil millones de dólares. 

La propuesta de Andy Byford, presidente de la autoridad de transporte de la ciudad (NYCTA), costaría $19 mil millones de dólares en los primeros cinco años, y otros $18 mil millones en el siguiente quinquenio, detalló New York Post.

Oficialmente establecido para ser revelado el miércoles, el plan requeriría la aprobación de la junta directiva de MTA, la legislatura y el gobernador Andrew Cuomo.

En los primeros cinco años del plan, la agencia espera reemplazar señales deterioradas desde hace décadas en zonas de Lexington Avenue y las líneas A, C, E, F y G.

Estas soluciones afectarán a alrededor de 3 millones de pasajeros, pues MTA tendría que cerrar partes de las líneas los fines de semana y las noches con más frecuencia que ahora para completar el proyecto a tiempo. Pero el presidente de MTA Joe Lhota, disputó eso, diciendo que los cierres no serán más comunes de lo que son ahora.

El plan también agregará más accesibilidad para usuarios con sillas de ruedas en 50 estaciones en los próximos cinco años, dijo una fuente. Pero no incluye la reparación de instalaciones deterioradas, muchas de las cuales ya están siendo cerradas temporalmente para ser modernizadas, como parte de otro proyecto.

En cuanto al presupuesto, Lhota advirtíó que “El costo del Plan Byford no está completo. Se completará en relación con el desarrollo del Plan de Capital 2020-2024. Cualquier estimación es prematura y es inevitablemente inexacta”.

Los defensores dicen que están impresionados con el alcance del plan, pero también quieren saber de dónde proviene el dinero. “Es una propuesta audaz, pero creíble para arreglar realmente el Metro que los pasajeros estuvieron esperando”, dijo Danny Pearlstein, portavoz de Riders Alliance. “Ahora es el momento para que el Gobernador Cuomo y la legislatura encuentren una manera de pagarlo”.

A principios de mes, un informe de the New York Times alertó que dos decisiones tomadas por MTA hace años sobre el sistema de frenar los trenes y otra para mejorar la seguridad de los trabajadores, parecen ser la causa de la crisis actual de retrasos en el Metro. Y no había una solución fácil a la vista.

El deterioro en el servicio ha sido uno de los puntos más recientes de desavenencias entre el alcalde Bill de Blasio y su otrora aliado, el gobernador Cuomo.

En febrero el número de trenes retrasados ya había ​​aumentado 8% en comparación con septiembre. Las demoras generan además hacinamiento y problemas de seguridad, que están deteriorando cada vez más el servicio. Han aumentado los robos, la indigencia, la presencia ilegal de perros, las peleas físicas y/o la exposición sexual a través de masturbación masculina.