Demencia en la tercera edad

Cuáles son las señales más comunes de Alzheimer y otras enfermedades similares
Demencia en la tercera edad
Existen síntomas específicos del Alzheimer.

En la actualidad, no existe una cura para el Alzheimer y otros tipos de demencia. Sin embargo, su diagnóstico temprano permite a quien sufre dicha enfermedad explorar tratamientos que pueden aliviar y retardar ciertos síntomas, y mantener su nivel de independencia por más tiempo.

La detección temprana de la enfermedad permite que las personas tengan voz en las decisiones legales, financieras y de cuidado, que afectarán a su futuro. También puede ayudar al individuo a  identificar  nuevas prioridades para vivir sus vidas después del diagnóstico y a centrarse en las actividades que consideren más importantes.

La edad avanzada no es necesariamente sinónimo de demencia. Es posible tener problemas de memoria, concentración y aprendizaje, sin que esto signifique necesariamente que la persona sufre de demencia.

Según información de la Organización del Alzheimer, estos son algunos síntomas más comunes de la enfermedad.

  • Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana. Todos podemos olvidar datos y nombres de vez en cuando, pero cuando se trata de Alzheimer, la persona olvida información recién aprendida, fechas y eventos importantes.
  • Desorientación de tiempo o lugar. Los individuos que padecen algún tipo de demencia presentan dificultad de comprensión y orientación geográfica.
  • Dificultad para comprender imágenes y relaciones. La demencia puede manifestarse en ciertos casos como problemas de la vista. Las personas con Alzheimer reportan dificultad para leer, juzgar distancias y determinar colores. Esto, a su vez, limita sus habilidades para conducir un vehículo.
  • Cambios en el humor o la personalidad. Entre los síntomas de la enfermedad se citan los cambios de humor del individuo que puede parecer confundido, deprimido, temeroso o desconfiado, y comenzar peleas fácilmente tanto en el hogar, como en el trabajo y otras situaciones sociales.
  • Dificultad para planificar o resolver problemas. Desde simples recetas de cocina, hasta el pago de cuentas, las personas que sufren Alzheimer experimentan falta de concentración y dificultad para planear o trabajar con números. Incluso en casos de simples tareas cotidianas, el individuo tiene dificultad para completarlas.
  • Problemas de vocabulario. Otro síntoma de la demencia es la dificultad en el uso de palabras, tanto oral, como por escrito. El individuo no puede encontrar la palabra correcta que le permite llevar a cabo una conversación. Por ejemplo, quieren decir algo tan simple como “cuchara” y dicen “cosa para tomar la sopa”.
  • Disminución o falta del buen juicio. La enfermedad afecta las decisiones y juicio de la persona. No es raro que el individuo quiera dejar de bañarse, o que intente regalar grandes cantidades de dinero a personas desconocidas.

 

Alrededor de la web