NYPD en alerta por venta del mortal carfentanil en calles de NYC

Unas 10,000 muertes relacionadas con esta droga fueron reportadas en el país en 2017

El carfentanil es 5,000 veces más poderoso que la heroína y 100 veces más que el fentanyl.
El carfentanil es 5,000 veces más poderoso que la heroína y 100 veces más que el fentanyl.
Foto: DEA

Las autoridades de la ciudad de Nueva York continúan en alerta, luego de que a mediados de mayo tres hispanos de El Bronx fueran detenidos y acusados de distribuir carfentanil, un opiode de alta potencia utilizado como tranquilizante para elefantes, que incluso puede resultar mortal.

La droga se ha convertido en el nuevo foco de investigación del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), ya que es muy barata y está incluso disponible en internet.

Luego de una investigación de varios meses, Miguel Escano, Emanuelli Rivera y Pedro Disla Rojas fueron detenidos luego que la droga fuera encontrada en un apartamento en El Bronx. Según la Fiscalía del Distrito Sureste de Nueva York, en tres ocasiones, entre enero y marzo de 2018, Escano vendió a un oficial encubierto una sustancia que contenía carfentanil. Rivera, presuntamente, ayudó con la venta.

“Una sustancia que funciona como tranquilizante para elefantes no debería salir a la calle como una droga recreativa”, declaró Geoffrey S. Berman, fiscal del Distrito Sureste de Nueva York.

La Uniformada indicó que Rojas fue detenido luego que oficiales lo encontraran dentro del apartamento de Rivera, en medio de un registro en el que los agentes presuntamente incautaron narcóticos y materiales comúnmente utilizados en la producción y distribución de drogas.

“Cualquiera que continúe vendiendo este veneno en las calles de la ciudad de Nueva York debe estar preparado para que les caiga todo el peso de los mejores investigadores de nuestra nación”, dijo el comisionado de Policía James P. O’Neill. 

Según el rastreo de las autoridades, es probable que el carfentanil se fabrique en China, se envíe a narcotraficantes en México y se ingrese a Estados Unidos de contrabando por la delincuencia organizada.

El narcótico llamó la atención a nivel nacional, cuando fueron publicadas unas fotos de una pareja en Ohio que aparecía desmayada en su vehículo con un niño de 4 años en el asiento trasero.

Droga letal

A diferencia de otros derivados de morfina, heroína u otros narcóticos opiáceos, el carfentanil no conduce a la adicción. Es demasiado poderoso, y una dosis del tamaño de un grano de sal puede conducir rápidamente a una sobredosis y la muerte.

Unas 10,000 muertes relacionadas con carfentanil fueron reportadas en el país en el 2017, lo que llevó a las autoridades a declarar una crisis sanitaria.

El principal problema es que el carfentanil se está mezclando con la heroína para hacer más ‘explosiva’ esa droga, que ya se venía combinando con fentanyl.

Por ejemplo, de acuerdo con Elephant Care International, una organización dedicada a la conservación de los elefantes, la dosis de carfentanil administrado de forma segura para sedar un elefante africano macho adulto, que puede pesar más de una tonelada, es de solo 13 mg, sin embargo, en los humanos una mínima cantidad de apenas .00002 gramos pueden provocar la muerte.

La organización asegura que debido a la potencia del carfentanil, los efectos sobre el cuerpo humano y el cerebro son muy rápidos. En los elefantes, el efecto sedante es casi inmediato, de tal manera que los veterinarios deben observar a estos animales en busca de signos de edema pulmonar y hemorragia capilar, caracterizados por una espuma rosada que sale del tronco del elefante, lo que indica un aumento potencialmente fatal de la presión arterial.

En los humanos, el uso de carfentanil crea una intensa euforia y somnolencia cuando se une a los receptores opioides en el cerebro. Estas sensaciones son causadas por niveles elevados de dopamina y una capacidad reducida para que los receptores opioides absorban este neurotransmisor debido a la presencia del narcótico. Estos receptores también controlan la frecuencia respiratoria, por lo que las sobredosis de opiáceos suelen caracterizarse por depresión, irregularidad o detención de la respiración.

Según la DEA, el carfentanil es:

  • 10,000 veces más poderoso que la morfina.
  • 5,000 veces más poderoso que la heroína.
  • 100 veces más poderoso que el fentanyl.