La mujer que evitó una redada de la Patrulla Fronteriza en un autobús Greyhound

La pasajera dio una lección de cómo aplicar la ley a los agentes migratorios
La mujer que evitó una redada de la Patrulla Fronteriza en un autobús Greyhound
Los hechos ocurrieron en una ruta de Nevada a California.
Foto: AURELIA VENTURA

Tiana Smalls viaja constantemente Bakersfield, California, a Las Vegas, Nevada, constantemente para visitar a su familia, por ello le pareció extraño que en su última travesía agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) intentaran revisar a los pasajeros del venículo Greyhound, como parte de su nueva estrategia para ubicar a inmigrantes indocumentados.

Sobre esta historia no hay video, pero la mujer compartió el hecho en su cuenta de Facebook, mensaje que ya tiene más de 100,000 reacciones, entre “me gusta”, comentarios y haber sido compartido.

“Anoche me monté en el autobús de los galgos de Bakersfield a Las Vegas para visitar a la familia. Cuando llegamos a la frontera del estado de California-Nevada, como siempre, hay un punto de control”, contó.

Luego explica que ese punto solía ser uno en el que autoridades se aseguraban de no llevar frutas a California, a causa de una especie de mosca de la fruta invasora.

“El conductor del autobús hace un anuncio: ‘Estamos siendo abordados por la Patrulla Fronteriza. Esté preparado para mostrar su documentación a pedido”, contó, lo cual le generó el siguiente pensamiento: “ESPERE. ¿QUÉ JODIDOS?”

Fue entonces cuando Tiana decidió actuar, aunque podría no haberlo hecho.

“Me levanto y digo EN VOZ ALTA: ESTA ES UNA VIOLACIÓN DE SUS DERECHOS DE LA 4a ENMIENDA. ¡NO TIENES QUE MOSTRARLOS (LOS DOCUMENTOS) * MIERDA * !Esto es ilegal No estamos dentro de las 100 millas de una frontera internacional, por lo que NO tenemos autoridad para pedir NADA. ¡MÁNDELOS A JODER!”, cuenta.

La mujer se dio cuenta que había hispanos en el camión, escribió el mensaje en en google para traducirlo a español y mostrárselos, para que supieran sus derechos, y de esa forma tranquilizar a la mujer que estaba a su lado.

“La mujer a mi lado no hablaba inglés. Ella se veía aterrorizada. Le aseguré que la había recuperado”, contó que cuando los agentes migratorios abordaron Smalls se mantuvo firme y se aseguró de que los agentes, el conductor y todos los que estaban en el autobús supieran que lo que estaban haciendo era ilegal.

“Los agentes se suben. Proceda a anunciar que están a punto de comenzar a pedir ‘documentación’ a las personas. Me levanto y grito ¡No voy a mostrar una mierda! No estoy conduciendo este autobús, ¡así que no tienes derecho a pedirme nada! ¡Y el resto de ustedes no tienen que mostrarles nada tampoco! ¡Esto es acoso y perfil racial! ¡No les muestres una maldita cosa! ¡No estamos a menos de 100 millas de un límite, así que NO TIENEN DERECHO LEGAL o jurisdicción aquí! ¡BÚSCALO EN GOOGLE!”, expresó.

Contó que los agentes se molestaron y le dijeron: “Bien, nos damos cuenta que eres ciudadana, tras ecuchar tu ‘sucia boca'”.

Dicho esto, los oficiales dijeron que el camión podía continuar y no revisaron a los pasajeros.

La mujer indicó que “La Migra” actúan como lo hacen porque esperan que las personas les tengan miedo.

“La señora a mi lado NO HABLABA INGLÉS, pero era una mujer muy amable. Ella se veía HORRORIZADA cuando abordaron. Sentí que era mi deber defenderla. NO VIVIMOS en la Alemania nazi. A nadie se le debe pedir que presente ‘documentos’ para viajes interestatales”, consideró Smalls. “La defendí y me defendí”.