DACA ha sido una “tabla de salvación” para cerca de 800,000 jóvenes indocumentados

La Cámara de Representantes votará sendas medidas la próxima semana para decidir el futuro de DACA
DACA ha sido una “tabla de salvación” para cerca de 800,000 jóvenes indocumentados
La batalla legal y en el Congreso será decisiva para el futuro de DACA.
Foto: EFE

WASHINGTON— El programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, anunciado en un día como hoy hace seis años e implementado en agosto de ese año, fue una “tabla de salvación” para cerca de 800,000 jóvenes indocumentados, pero ahora el futuro del programa se disputa en las cortes y en los corredores del Congreso.

Mientras continúa el litigio sobre la legalidad del programa en los tribunales, el Congreso se prepara para votar sendas medidas la próxima semana que definirán los parámetros de la futura legalización de los beneficiarios de DACA.

El DACA, anunciado hoy hace exactamente seis años por la Administración Obama,  dio a los jóvenes indocumentados estatus legal y protección de la deportación, además de permisos de trabajo y, dependiendo de las leyes estatales, en ciertos estados han podido obtener licencias de conducir.

La Administración Trump desmanteló el programa en septiembre en 2017 pero tuvo que reactivarlo por órdenes judiciales, aunque recientemente dijo que no lo defenderá frente a una demanda colectiva encabezada por Texas.

El número original de cerca de 800,000 jóvenes amparados a DACA ha bajado desde 2012 en parte porque, según la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), muchos no renovaron sus permisos o les fueron denegados,  o lograron ajustar su estatus migratorio a la residencia permanente.

A continuación, un resumen de los datos más destacados de la población protegida por DACA:

  • Una encuesta de agosto de 2017, realizada entre 3,063 en 46 estados, indicó que el 97%  de los beneficiarios de DACA trabaja o estudia, y que al menos el 72% de las 25 principales empresas del país los emplea. La mayoría mejoró sus ingresos gracias a tener DACA.
  • El 44% completó la secundaria pero no fue a la universidad, mientras que el 20% sigue cursando la secundaria. Sólo el 18% se ha inscrito en la universidad, un 15% no completó los estudios de enseñanza superior, y un 4% obtuvo al menos una licenciatura.

Cerca de un centenar estudian medicina en prestigiosas universidades como Harvard, Georgetown y Loyola, y alrededor de 850 están inscritos en las Fuerzas Armadas.

  • De los que están en la fuerza laboral,  la mayoría trabaja en preparación de comida, ventas al menudeo, hospitalidad, trabajo administrativo, y construcción, aunque también están representados en trabajos de limpieza, transporte, gerencia, cuidado personal, mantenimiento, educación, y cuidado de salud.

Alrededor de 9,000 son maestros, mientras que 14,000 trabajan como proveedores de cuidado de salud y trabajo administrativo, y una cifra idéntica trabaja en gerencia.

  • El Centro para el Progreso Estadounidense (CAP) ha calculado que la eliminación de DACA provocaría una pérdida económica de $460,300 millones en la próxima década, y “borraría” a unas 685,000 personas de la fuerza laboral.
  • La mayoría de los “DACAmentados” proviene de México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Perú, Corea del Sur, Brasil, Ecuador, Colombia, Argentina, las Filipinas, India, Jamaica, Venezuela y la República Dominicana, en ese orden.

El 45% de los beneficiarios vive en California (29%) y Texas (16%), aunque también están dispersos en Illinois, Nueva York, Florida, y Arizona, entre otros estados.

 

 

Fuentes: “United We Dream”, USCIS, el “Centro para el Progreso Estadounidense”, el “Centro de Investigación Pew”, y “Migration Policy Institute”