Exigen formalmente a ICE la inmediata liberación de repartidor de pizza

Familiares del ecuatoriano Pablo Villavicencio, junto a líderes políticos y activistas, califican de cruel e inhumana la detención del padre de dos niñas ciudadanas
Exigen formalmente a ICE la inmediata liberación de repartidor de pizza
Luciana Villavicencio, hija de Pablo, estuvo en la demostración junto a su madre.
Foto: Mariela Lombard

Un día después de que se celebrara el Día del Padre en la Gran Manzana, líderes políticos, activistas, defensores de los inmigrantes y la esposa y las dos hijas ciudadanas del repartidor de pizza Pablo Villavicencio, detenido por ‘La Migra’ el pasado 1 de junio, cuando entregaba una orden en la base militar Fort Hamilton, en Brooklyn, exigieron su inmediata liberación.

“Justicia para Pablo”, “Justicia para Pablo”, fueron las arengas que se repitieron una y otra vez este lunes, al mediodía, frente al edificio federal de Inmigración en Manhattan, el 26 Federal Plaza, donde familiares y abogados del ecuatoriano de 35 años, junto a políticos, como el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, y el presidente del Comité de Inmigración de ese organismo, Carlos Menchaca, entregaron una solicitud formal a ICE para que liberen al inmigrante.

Mi esposo sigue arrestado en un centro de detención sin ser ningún criminal y hoy quiero pedirle a ICE que lo libere porque sus hijas y yo estamos sufriendo”, comentó la esposa del detenido, Sandra Chica, quien exigió que suelten al padre de sus pequeñas, y que pueda esperar su audiencia ante un tribunal de Inmigración fuera de las rejas. “El próximo 20 de junio Lucina va a cumplirá 4 años y como ocurrió el Día del Padre, su papá no estará y junto con su hermanita Antonia (de 2 años) me preguntan cuándo regresará y no se qué decirles”.

La esposa del detenido aprovechó para hacer de paso un llamado general a la Administración Trump para que cese la separación de familias, mediante la aplicación de  sus crueles políticas migratorias actuales.

“Nosotros solamente somos una de esas muchas familias que están viviendo esta misma situación, y no es justo, pues quienes más sufren con eso son los niños. Ya es hora de que terminen con eso y muestren los valores de Estados Unidos”, dijo la madre.

Sus opciones legales

Sobre la petición formal para que liberen a Villavicencio, el presidente del Concejo, quien sufrió el abandono de su padre desde que tenía 11 meses de nacido, destacó que la ausencia de los papás causa traumas irremediables en los pequeños y pidió a Washington que revise sus posturas.

“Ningún niño en esta ciudad ni en este país debería vivir bajo el miedo de que el Gobierno Federal separe a sus padres. Eso no es lo que somos y vamos a seguir levantando nuestras voces, porque quedarse callados ante semejantes injusticias y no actuar, es inaceptable”, comentó Johnson. “Pablo nunca debió ser detenido, solamente estaba repartiendo pizzas, por el amor de Dios… por eso exigimos que lo liberen inmediatamente”.

Jennifer Williams, abogada de la organización Legal Aid Society, que está llevando a cabo la defensa del inmigrante, destacó que aunque existe una orden de deportación contra el ecuatoriano tras haber perdido un caso de asilo y haber firmado un documento de salida voluntaria en 2009, que no cumplió, todavía hay opciones legales para que el suramericano permanezca en este país.

“Sabemos que no va a ser fácil, pero hemos logrado revertir muchos casos así”, dijo la defensora, quien explicó que por ahora ICE no podrá hacer efectiva la orden de deportación contra el detenido, pues la jueza Alison Nathan, de la Corte de Distrito Sur de Nueva York, emitió una orden de “permanencia de emergencia” hasta el próximo 24 de julio, cuando su cliente tendrá una audiencia con el juez federal Paul Crotty, quien tomará una decisión sobre su futuro.

La abogada explicó que lo que sigue para Villavicencio es buscar un alivio migratorio por ajuste de estatus, teniendo en cuenta que está casado con una ciudadana y es padre de dos ciudadanas también.

Sandra Chica, esposa de Pablo Villavincencio y el concejal Carlos Menchaca llegando a Federal Plaza.

Para ello, basarán la defensa en factores humanitarios, entre ellos el enorme daño emocional y económico que la deportación del ecuatoriano significaría para sus hijas y esposa. Asimismo, mencionó que su hija menor posee condiciones de salud delicadas.

Además de ello, los 18 años que el inmigrante tiene en el país, su entrega y ayuda a la comunidad, su impecable historial criminal y laboral y la comprobación de que no representa ninguna amenaza para la seguridad nacional serán armas de defensa.

“Es necesario que primero la corte federal resuelva varias cosas, y que se investiguen las circunstancias que rodearon la detención de Pablo, que no se basó en la ley y violó las propias regulaciones de ICE”, agregó la abogada.

“Si ICE toma la determinación de que puede salir del centro de detención sería maravilloso, pero la verdad no me anticipo a creer que eso ocurra antes de que pase la corte el 24 de julio, y si el juez decide que hay que liberarlo ICE tendrá que liberarlo inmediatamente”, dijo Williams. “Después podría aplicar por un perdón provisional para evitar un daño enorme a sus hijas y a su esposa, con quien está casado hace seis años”.

La abogada advirtió que el caso es muy complicado y que en él tanto ICE como la corte de Inmigración tienen competencias, pero recalcó que al haber una petición pendiente para que Villavicencio obtenga la residencia por la vía del matrimonio, seguirán dando la pelea, aunque advirtió que el proceso podría “ser muy largo”.

Intentamos obtener una respuesta de ICE Nueva York sobre la solicitud del caso del ecuatoriano, pero no recibimos ninguna respuesta.