El US Open elige sus recogepelotas: sólo 1 de cada 4 pasará las pruebas

Hoy se celebran en Queens las pruebas de selección para los nuevos recogepelotas, serán elegidos 100 de entre más de 400 aspirantes
El US Open elige sus recogepelotas: sólo 1 de cada 4 pasará las pruebas
A la derecha, Cadie Chu, recogepelotas del US Open de Tenis durante 12 añoa, junto a un compañero
Foto: Pablo Ayerra

Todo el mundo se fija en los tenistas y las celebridades durante el US Open de tenis que se juega en Nueva York, pero pocos reparan en los jóvenes recogepelotas que trabajan para que no les falten pelotas, toallas o agua a los deportistas.

Ellos ya se están preparando porque hoy martes se celebran las pruebas para este particular ‘summer job’. Se presentan más de 400 personas y serán seleccionadas unas 100. Muchos de ellos son jóvenes apasionados por el deporte. La edad mínima es 14 años.

Una de las que repite en este trabajo es Cadie Chu, quien fue recogepelotas en la final masculina del año pasado en la que el español Rafael Nadal ganó a Kevin Anderson.

“La final fue excitante, Rafael es uno de los mejores, el tenis es un deporte que exige mucha concentración y ver cómo juega es impresionante”, dijo Chu, quien lleva 12 años trabajando como recogepelotas. “Nadal toma mucho cuidado con el personal”, afirmó la joven de 27 años.

Demostración del trabajo de los recogepelotas del US Open de tenis.

Preguntada por cuánto dinero ganan, contestó que no lo hace por el dinero, sino por el privilegio de ver un juego desde una “posición excepcional”. “Todos son grandes partidos y tú estás en el estadio, con el gentío, cada momento se siente como algo grande. Es divertido, aunque hay que estar muy concentrado”, explicó Chu.

Nuevos criterios para los recogepelotas

A los más de 400 aspirantes se les evaluará con esta ficha su capacidad de recoger y lanzar la pelota, agilidad, precisión o coordinación, entre otras facultades.

Ficha de selección para los recogepelotas del US Open

Pero en esta edición las reglas han cambiado. En lugar de lanzar las pelotas por el aire de un lado al otro del campo, una capacidad que no todos tienen y de hecho es una de las habilidades que descarta a más candidatos, este año por vez primera se pasará la pelota rodando por el suelo.

Con esta medida, US Open pretende ser más inclusivo y ampliar el perfil de los recogepelotas, ya que sólo un cuarto son mujeres y la media de edad en los últimos años estaba entorno a los 18 años.