Lo demandan por alquilar cocinas como dormitorios en Airbnb

Lo demandan por alquilar cocinas como dormitorios en Airbnb
Una de las cocinas convertidas en dormitorio
Foto: Mayor’s Office of Special Enforcement

Un anfitrión de Airbnb está siendo demandado por la ciudad después de que supuestamente convirtió cuatro apartamentos en listados ilegales de hoteles, engañando a visitantes y poniendo en riesgo sus vidas.

La querella fue presentada contra David Schuchter De Oliveira por la Oficina de Aplicación Especial del Alcalde (OSE), en nombre de 10 demandantes anónimos que detallaron sus historias de haber sido engañados para alojarse en apartamentos alquilados ilegalmente en Manhattan, a veces con docenas de otros huéspedes al mismo tiempo.

Schuchter alquila, pero no es dueño de los apartamentos, tres de los cuales están ubicados en edificios de renta estabilizada.

Uno de los demandantes anónimos dijo que se le hizo creer que estaba alquilando una habitación en el cuarto de huéspedes de una joven pareja con acceso a una sala de estar compartida, baño y cocina. Pero en realidad la unidad de dos dormitorios se había convertido en un hotel tipo albergue con cinco habitaciones, cada una con su propio candado, un baño y sin áreas comunes.

“Cada habitación estaba amueblada para dormir hasta seis personas, a excepción de la cocina, que se había convertido en una habitación con una cama individual”, agregó.

“Primero sentí algo dudoso cuando las instrucciones me enviaron en una misión clandestina, a varias cuadras del apartamento, para recoger las llaves desde una pequeña caja de seguridad conectada a una cabina telefónica pública”, dijo.

Otro huésped de Nevada que vino en visita médica a Nueva York descubrió que la habitación alquilada era en realidad una cama dentro de la cocina, según la demanda.

Schuchter y otros están acusados ​​de anunciar los apartamentos, ubicados en 321 W. 47th St., 714 Amsterdam Ave., 352 W. 46th St. y 340 Ninth Ave, en 57 listas de Airbnb a través de seis cuentas diferentes.

Una portavoz de Airbnb dijo que la compañía “se opone firmemente” a las listas de hoteles ilegales. Debidos a casos como estos, “hemos trabajado para identificar y eliminar más de 5 mil listados que no reflejan nuestra visión” de sólo una reservación a la vez por residencia.

“También es la razón por la que instamos al Concejo Municipal a trabajar con nosotros para tomar medidas contra estos pocos actores malos, al mismo tiempo que se protegen los derechos de los neoyorquinos habituales que comparten su hogar de manera responsable”.

La demanda busca detener la práctica y recuperar dinero no especificado para los demandantes.

Un proyecto de ley en el Concejo Municipal que cuenta con el apoyo del alcalde Bill De Blasio, requeriría que los arrendatarios reporten a la ciudad sus nombres y direcciones e informen si están alquilando una habitación o toda la vivienda, datos que muchos usuarios de Airbnb y similares no están dispuestos a compartir.

La ley estatal prohíbe subarrendar por menos de 30 días, a menos que el inquilino cuyo nombre aparece en el contrato esté presente en la vivienda.

Además, los inquilinos en apartamentos con alquiler regulado deben obtener un permiso por escrito del propietario 30 días antes del inicio del subarrendamiento y no pueden ganar dinero en el acuerdo, según la Oficina de Hogares y Renovación Comunitaria del estado (NYSHCR).