20% de los infectados por VIH en Nueva York no lo saben

Ha habido un aumento en los casos de mujeres negras y latinas

Más de 100 mil personas viven con el VIH en la ciudad de Nueva York y 20% no saben que están infectados, según la organización Gay Men’s Health Crisis (GMHC).

Para los activistas la difusión de la conciencia sobre la importancia de conocer el estado serológico respecto del VIH y de poner los tratamientos a disposición de todos los grupos demográficos será clave para cumplir con las altas metas establecidas por los funcionarios electos de Nueva York para combatir la epidemia.

La actitud hacia el VIH es muy diferente de cuando la epidemia golpeó por primera vez, comentó a amNY el Dr. Gary Blick, un activista y profesional de la salud del VIH / SIDA.

Si bien la falta de medicamentos efectivos y sus efectos secundarios que alteran físicamente perpetuaron el estigma que rodea al virus, hiciendo que se propagara rápidamente en la década de 1980, la población actual debería preocuparse más por tomarse en serio los tratamientos contra el VIH y luchar contra la complacencia, dijo.

“En la generación de hoy, las personas no conocen a los muertos ni a los que están muriendo. Esta generación ahora realmente lo está tomando como si no fuera gran cosa”.

Una de las formas cruciales en que se puede reducir la tasa de nuevas infecciones por el VIH es llevar la información y la conciencia sobre los tratamientos existentes a las comunidades que hasta ahora no han sido atacadas, según Mikola DeRoo, vicepresidenta de defensa de Housing Works.

Aunque hubo una disminución récord en nuevos casos de VIH para todos los grupos demográficos de hombres en 2016, las tasas para las mujeres en realidad aumentaron 5%, según el Informe Anual de Vigilancia del VIH publicado por el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad (DOH).

El 90% de esas mujeres eran negras y latinas, agrega el informe.

El tratamiento de prevención del VIH, llamado profilaxis previa a la exposición (PReP), no necesariamente ha sido impulsado hacia las mujeres en la misma medida que lo ha sido hacia los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, dijo DeRoo. “El VIH no discrimina en ese sentido”, insistió.