AMLO propondrá a Trump un polémico acuerdo, pero ¿desaparecía el TLCAN?

La idea de López Obrador fue retomada de un plan de John F. Kennedy
AMLO propondrá a Trump un polémico acuerdo, pero ¿desaparecía el TLCAN?
López Obrador cerró su campaña en el Estadio Azteca.
Foto: EFE/Mario Guzmán

Durante su cierre de campaña presidencial en el Estadio Azteca, Andrés Manuel López Obrador, candidato de “Juntos haremos historia”, lanzó varias propuestas de gobierno, incluida una que podría cambiar el rumbo de las relaciones entre México y Estados Unidos, pero cuya viabilidad será tema de debate.

“En nuestra relación con EEUU habrá disposición para dialogar”, expresó el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) casi al final de su discurso. “En su momento le propondremos un tratado amplio e integral con Canadá que incluya también a los países centroamericanos, algo parecido a lo que fue la Alianza para el Progreso”.

El acuerdo al que se refiere AMLO fue impulsado en 1961 por el presidente John F. Kennedy con Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Honduras, México, Panamá, Perú, Uruguay, Venezuela y que incluyó en las negociaciones al entonces gobernador Muñoz Marín de Puerto Rico.

El objetivo de Kennedy, según el plan que dio a conocer en la Casa Blanca el 13 de marzo de 1961, era que “Estados Unidos respaldaría la transformación social y económica de la región” y en agosto de ese mismo año, en Punta del Este, Uruguay, el entonces secretario del Tesoro, Douglas Dillon, dijo a líderes latinoamericanos que podrían contar con $20,000 millones de dóalres de inversiones públicas y privadas para los siguientes 10 años. El resto de las naciones debía invertir $80,000 millones de dólares, para que se lograra un crecimiento anual de 2.5% sostenido.

“La Carta de la Conferencia de Punta del Este enumeraba más de noventa elevados objetivos. Los latinoamericanos serían testigos de un aumento de cinco años en la esperanza de vida, una reducción a la mitad de la tasa de mortalidad infantil, la eliminación del analfabetismo entre adultos y la provisión de seis años de educación primaria a cada niño en edad escolar”, se cuenta en JFK Library y el Oxford Research.

López Obrador dijo que su plan -que pondrá sobre la mesa al presidente Donald Trump– iría más allá de un asunto comercial, a fin de que lograr “la cooperación para el desarrollo regional, la creación de empleos, los salarios, la migración, la seguridad, entre otros asuntos”. Destacó la ubicación de México y la importancia de su vecindad con los Estados Unidos.

“Tenemos que llegar a acuerdos, estamos obligados a entendernos y a caminar juntos”, apuntó. “No le faltaremos el respeto al gobierno de EEUU, porque no queremos que nadie ofenda a nuestro pueblo y a la nación mexicana, México es un país libre y soberano, nunca será piñata de ningún gobierno extranjero”.

El plan de Kennedy -fraguado en plena Guerra Fría, a un mes de la invasión a Bahía de Cochinos– falló por la corrupción imperante en Latinoamérica, donde “no se compartía el desprecio del presidente por las élites corrutptas que controlaban las economías y los gobiernos”.

Los fondos del plan se utilizaron entonces para “crear programas de contrainsurgencia y para entrenar a las fuerzas paramilitares para contrarrestar la expansión de la influencia comunista en América Latina”, se cuenta en el JFK Library.

Si López Obrador gana las elecciones en México el 1 de julio y logra presentar su plan a Trump, eso podría significar el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero todavía es muy temprano para adelantarse.