Abuelos salvadoreños demuestran que nunca es tarde para hacerse ciudadanos

Alicia y Luis Omar Morales, de 72 y 77 años, cumplieron con los requisitos del proceso de naturalización e incluso pudieron tomar el examen en español

Abuelos salvadoreños demuestran que nunca es tarde para hacerse ciudadanos
Los esposos Alicia y Luis Omar Morales, de 72 y 77 años, cumplieron los requisitos para hacerse ciudadanos.
Foto: Carmen Molina

Tres monedas de 25 centavos marcaron la diferencia entre la angustia y el alivio para Luis Omar Morales el 11 de septiembre de 2001, cuando se quedó solo en Manhattan con la incertidumbre de saber si su hijo, Omar, quien trabajaba en la Torre Norte del World Trade Center (WTC), había sobrevivido.

Esa mañana salieron muy temprano de su casa en Staten Island. Tomaron el ferry y se separaron allí porque Omar hijo debía llegar temprano a su oficina y su papá tenía que hacer una diligencia en el Consulado de El Salvador.

Don Luis, de 77 años, era residente permanente desde 1998 gracias a la petición sometida por su hermano y junto a su esposa Alicia Consuelo Portillo de Morales, de 72, vivían la mitad del tiempo aquí y la otra en el oriental departamento de San Miguel, a espera que les llegara la hora de jubilarse como maestros. Este año, ambos lograron hacerse ciudadanos estadounidenses con ayuda de la organización Make the Road New York (MRNY).

Cuando ocurrió el 9/11, por cosas del destino, solamente él se encontraba en Nueva York. Esa mañana, tras llegar al Consulado, presenció junto a otros usuarios por televisión la catástrofe causada por el atentado terrorista. Y se le encogió el corazón: su hijo trabajaba en una empresa de intermediación (broker), cuya sede estaba repartida en los pisos 25 y 26 de la Torre Norte, que ya había sido impactada por un avión.

Recordó las instrucciones que él le había dado a su hijo en la mañana para reencontrarse después en el Distrito Financiero y aunque lo logró, el paso ya estaba cerrado tras el colapso de las dos torres. Era imposible saber si Omar estaba vivo, y tras esperar un tiempo, comenzó a caminar para abordar el ferry a Staten Island.

Esas tres monedas que llevaba en el bolsillo le sirvieron para hacer tres llamadas clave: avisar que estaba bien y que iría a buscar a su hijo.

Omar, por su parte, fue uno de los últimos empleados en salir de la oficina y vivió el caos de la evacuación 15 minutos antes que la Torre Norte se desplomara. Pasado el estupor inicial emprendió el camino para buscar a su padre, pero él ya no estaba en el Consulado, ambos caminaban por la misma ruta pero por varias calles de diferencia.

Finalmente Omar logró usar un teléfono público y llamó por cobrar a su casa para alivio de todos y pidió que le dijeran a su padre que dijera dónde estaba y que no se moviera de allí. Cerca de las 5:00 de la tarde se encontraron en Chinatown y lograron abordar el ferry que a esa hora seguía evacuando personas de Manhattan.

Alicia estaba trabajando en la escuela Santa Sofía de San Miguel, en El Salvador, y recuerda que se desmayó al recibir el mensaje en el que le avisaban que su esposo e hijo estaban desaparecidos.

Esta es quizá una de las experiencias más importantes de la familia Morales como inmigrantes salvadoreños viviendo en Nueva York. Aunque es parte del pasado es algo que no se olvida fácilmente en el recuento de sus vidas, incluso ahora que, ya jubilados, los esposos tienen la dicha de ser ciudadanos estadounidenses.

Senior new citizens

Al jubilarse como maestros del sistema público salvadoreño, los esposos Morales decidieron establecerse en Staten Island en 2013 y por fin pudieron gozar a sus nietos, los hijos de Omar y su esposa Norma, de origen hondureño. Uno de los momentos de mayor alegría que han vivido fue la graduación de la nieta mayor, Chelsea.

“Bueno, el cambio se siente en el cuerpo. San Miguel es caliente y acá los inviernos son muy duros”, contó Alicia.

Tras cumplir el requisito del tiempo vivido aquí, ella comenzó a hacer los trámites para la ciudadanía con el apoyo de la organización MRNY, que tiene una sede en Staten Island y cuenta con fondos del programa de la ciudad ActionNYC. “No fue complicado, ellos me ayudaron y mandamos la aplicación en mayo de 2017; un mes después llamaron para poner las huellas y un mes después para la entrevista”, añadió.

Como maestra de kinder, Alicia tiene experiencia memorizando temas, así que no tuvo problemas para estudiar el cuestionario, con la ventaja que por su edad, pudo hacer el examen en español.  “Me atendió un oficial puertorriqueño muy amable. Y eso fue todo, aunque tuve que esperar nueve meses para la juramentación que fue el 15 de junio en la corte de Brooklyn”.

Alicia de Morales se convirtió en ciudadana a los de 72 año.

Ahora, ante el actual clima antiinmigrante, “me siento más segura”, expresó Alicia. “Es un momento complicado para nuestra gente. Ya me llegó el formulario de inscripción y le pediré a mi nieta que me ayude para poder votar en Noviembre”, añadió.

Su esposo tuvo que esperar un tiempo adicional para someter su aplicación ya que le faltaba completar el requisito del tiempo vivido en Estados Unidos. Si bien ya pasó el examen -también en español- está a la espera de la notificación para la juramentación.

Población envejeciente

Un reporte del Center for an Urban Future del 2017 indicó que por primera vez el número de neoyorquinos adultos mayores cruzó la marca de 1 millón de personas, de manera que -por primera vez en la historia- la ciudad ahora cuenta con más adultos mayores de 65 años que niños menores de 10 años.

El estudio encontró además que, en 2015, el 49.5% de los neoyorquinos de 65 años en adelante nacieron en otros países, con un incremento de 46% en 2010 y 38$% en 2000. El incremento más grande fue en Staten Island, donde la población de inmigrantes mayores de edad ha crecido 40% desde 2010.

ActionNYC, creado por el alcalde Bill de Blasio en 2015, es uno de los tres programas clave en el área de inmigración en la Gran Manzana y tiene como objetivo apoyar económicamente a organizaciones comunitarias para que éstas ofrezcan educación y apoyo a las personas que califiquen para beneficios migratorios. En el año fiscal 2017 los mayores de 65 años fueron el 8.2% de los clientes atendidos tanto en ActionNYC como en Immigrant Opportunities Initiative, así como en programas financiados por becas federales Community Service Block.

NYCitizenship es un asocio público-privado de la Ciudad que provee consejería gratuita a los ciudadanos que son elegibles para la naturalización. Hasta junio de este año el programa había atendido a más de 3,200 personas.

En el año fiscal 2018 la Administración De Blasio se comprometió en otorgar más de $30 millones para servicios legales de migración.

En Make the Road New York ofrecen otro programa de apoyo legal ante el Board of Immigration Appeals, explicó Claudia Garzón.

La organización indicó que han registrado un total de 164 aplicaciones para naturalización aprobadas para adultos mayores de 65 años desde 2016. Hay más aplicaciones que todavía están pendientes.

Ambos programas no son exclusivos para adultos mayores sino para cualquier persona interesada, sostuvo Garzón. Primero ofrecen una consulta para ver si la persona califican tanto para la ciudadanía como para hacer el examen en español.

Las organizaciones que conforman la red de ActionNYC tienen sedes en toda la ciudad. El año pasado de la mano con New York Legal Assistance Group, se abrió una nueva sede en NYC Health + Hospitals/Elmhurst, en Queens.

 

Puede ser ciudadanos:

700,000 inmigrantes residentes legales en Nueva York son elegibles para convertirse en ciudadanos estadounidenses.

2020 el año en que la mayoría de los adultos mayores de la Ciudad de Nueva York serán inmigrantes.

 

Línea de ayuda gratis:

1-800-566-7636

Línea para Nuevos Americanos que ofrece ayuda gratuita, confidencial y multilingüe de la Oficina de Nuevos Americanos del estado de Nueva York.

 

ActionNYC:

Las sedes de ActionNYC están localizadas en los cinco distritos de NYC y proveen información sobre inmigración, evaluación para la calificación de alivios o beneficios, aplicación y referencias:

  • Bronx

BronxWorks

1130 Grand Concourse, Bronx, New York 10456

 

  • Brooklyn

Arab American Association of New York

7111 5th Avenue, Brooklyn, New York 11209

CAMBA

2211 Church Avenue, Brooklyn, NY 11226

Center for Family Life

443 39th Street, Brooklyn, NY 11232

 

  • Manhattan

Gouverneur Health

227 Madison Street, New York, New York 10002

ActionNYC – 5th Floor

Northern Manhattan Improvement Corporation

45 Wadsworth Avenue, New York, NY 10033

 

  • Queens

Elmhurst Hospital

79-01 Broadway, Elmhurst, New York 11373

ActionNYC – Room A1-23 (first floor)

 

Make the Road New York

92-10 Roosevelt Avenue, Jackson Heights, New York 11372

 

  • Staten Island

Make the Road New York

161 Port Richmond Avenue, Staten Island, New York 10302

Excepción del examen de inglés

Usted está exento del requisito del idioma inglés si:

  1. Tiene 50 años de edad o más y tiene su residencia permanente legal de los Estados Unidos por 20 años (excepción “50/20”) en el momento de solicitar la naturalización
  2. Tiene 55 años de edad o más y tiene su residencia permanente legal de los Estados Unidos por 15 años (excepción “55/15”) en el momento de solicitar la naturalización
  3. Fuente: https://www.uscis.gov/es/ciudadania/ciudadania-por-naturalizacion/excepciones-y-ajustes