Bares y restaurantes latinos protestan el posible fin del crédito de propinas

Los dueños de locales temen que tengan que rebajar empleos
Bares y restaurantes latinos protestan el posible fin del crédito de propinas
En la ciudad de Nueva York, el salario de las personas que reciben propinas, como es el caso de los meseros es $8 la hora.

La cita es para empleadores y empleados de bares y restaurantes latinos en Dyckman street (Inwood) el miércoles a las 10.00 y el motivo es protestar la posible retirada del llamado tip credit en este sector. El presidente de la New York State Latino Restaurant Bar & Lounge Association, Elvis Silverio, explicaba que esperan que se unan a esta convocatoria dueños de otros locales que no son necesariamente latinos porque afecta a todos ellos.

El gobernador, Andrew Cuomo, anunció a principios de año que su gobierno va a estudiar eliminar este crédito para los empleados que cobran propinas y hasta ahora ha habido más de media docena de audiencias en las que empleadores y empleados han expresado sus idas a favor, en contra y coincidentes en esta cuestión. En el caso de los trabajadores de los servicios de limpieza de carros y manicuristas están a favor de la eliminación de este crédito y la subida del salario mínimo, en la industria de los bares y restaurantes no hay ese consenso.

El crédito de propinas permite que los empleados cobren menos del salario mínimo obligatorio regular siempre y cuando con las propinas se llegue a este mínimo. Si no se llega el empleador cubre la diferencia. Dependiendo de la zona, en el estado los salarios de personas que perciben propinas es de $7.50 la hora salvo en la ciudad de Nueva York que es $8 cuando el salario mínimo está en camino de ser $15 la hora en la ciudad.

Silverio, que es propietario del Rubirosa en Queens, explica que si se elimina el tip credit no podrá con los costos laborales de seis empleados y tendrá que hacer despidos por la subida de salario. Silverio dice que no es solo su caso. “Si se elimina el tip credit se va a eliminar el empleo y los precios van a tener que subir por lo que además podemos perder clientes”.

Este empleador recuerda que hay restaurantes como Applebees que ya están usando la tecnología de la tablet para sustituir ciertas funciones que hacen los meseros.

La New York City Hospitality Alliance ha defendido durante meses que los empleados de restaurantes que ganan propinas suelen llevarse a casa como promedio unos $25 la hora, es decir, más que el salario mínimo y temen que las propinas caigan si se elimina el tip credit y haya menos ganancias en este sector además de márgenes ya apretados cuando los precios de los alimentos han subido.

La situación de los trabajadores que defienden este crédito es distinta en un sector que otro. Los meseros pueden recibir muchas más propinas por hora que las manicuristas o carwasheros que trabajan durante más tiempo con un solo cliente.