Explosión en Flatiron dejó a 500 neoyorquinos durmiendo fuera de casa

Fue activado un centro para atender a los afectados en la escuela Clinton, pero no ofrece alojamiento

El tráfico sigue cerrado desde la calle 23 con 5ta Avenida
El tráfico sigue cerrado desde la calle 23 con 5ta Avenida
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

A pesar de que el alcalde Bill De Blasio tardó en reconocer “la seriedad” de la explosión de tuberías de vapor y asbesto ayer en Flatiron, el incidente provocó la evacuación de 50 edificios en la zona, dejando a unos quinientos neoyorquinos fuera de sus casas. 

Sólo se reportaron cinco lesionados con heridas leves, pero los edificios fueron evacuados porque fueron expuestos a polvo y escombros contaminados con asbesto.

Un centro de recepción fue activado para atender a los afectados en la escuela Clinton, ubicada en 10 E. 15th St, que ofrece comida y distracción, pero no alojamiento.

También allí los afectados pueden solicitar que personal de la Oficina de Manejo de Emergencias (OEM) los acompañe a sus casas u oficinas a atender necesidades urgentes, como medicinas y mascotas.

La mayoría de los afectados optaron por pasar la noche con amigos o familiares, reportó amNY. Otros se fueron a un hotel o partieron de viaje, adelantando el fin de semana veraniego.

La mañana de hoy, 24 horas después de la explosión, la 5ta avenida sigue cerrada al tráfico de la calle 23 hasta la 17. La estación 23st de las líneas R y W del Metro fue reabierta ayer, pero varias rutas de autobuses siguen desviadas.

Ayer en la tarde, en una conferencia de prensa, el alcalde dijo que los edificios entre las calles 19 y 22, entre la Sexta Avenida y Broadway, necesitarían ser examinados para detectar asbesto antes de que los residentes y dueños de negocios puedan regresar, un proceso que podría tomar varios días.