Nueva ley castigará con más fuerza a bodegueros que vendan K2

Las multas serían de hasta $100,000 dólares
Nueva ley castigará con más fuerza a bodegueros que vendan K2
Concejal Andy King y vecinos del Bronx marchan pidiendo el fin del comercio de K2, (marihuana sintética).
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Marla Junie, una madre de familia residente de Williamsbridge, en El Bronx, vive con la preocupación constante de que un día reciba una llamada del hospital, preguntándole si su hijo de 17 años consume marihuana sintética K2. Ella ha visto como en los últimos meses el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), ha reportado la aparición de cientos de adictos a esta droga tirados en las calles de varias zonas de la ciudad tras sufrir sobredosis.

La señora Junie, una inmigrante haitiana que tiene más de 12 años viviendo en esta zona de El Bronx, tiene esperanzas que se frene la venta de esta droga gracias a una nueva iniciativa que será presentada en el Concejo Municipal por el concejal Andy King, que pretende acabar con el comercio de K2, por medio de la penalización a aquellos bodegueros que vendan este alucinógeno en sus establecimientos.

Concejal Andy King y vecinos de El Bronx marchan pidiendo el fin del comercio de K2.

“Esto se ha convertido en un drama para nuestra comunidad porque mucha gente se vuelve adicta por el fácil acceso”, dijo Junie durante una protesta realizada este lunes en la calle 216 y la avenida White Plains.

Al igual que ella, decenas de residentes, junto a miembros de la National Action Network, una organización por la defensa de los derechos civiles, marcharon pacíficamente hasta la estación del tren de la calle 219 cantando arengas en rechazo a la presencia de la mortal droga en su vecindario.

Concejal Andy King y vecinos del Bronx marchan pidiendo el fin del comercio de K2, (marihuana sintética).

Retomemos nuestras calles, retomemos nuestra comunidad”, dijo el concejal King, durante la caminata en la que se hicieron varias paradas frente a negocios como “deli” y restaurantes, sitios que, según los organizadores, estarían comercializando marihuana sintética en sus estantes. “Queremos cerrar cualquier tienda y cualquier persona que venda K2. Estamos aquí hoy unidos, con el apoyo del Gobernador, el Alcalde, el Departamento de Policía de Nueva York y toda la comunidad “.

En cuanto a la legislación, el líder político aseguró que se encuentra trabajando en el borrador del documenta que contempla multas de hasta $100,000 dólares y que la comunidad será la que supervisará esta estrategia.

“El proyecto de ley propone multas de $100,000 a una empresa o propietario cuyos estantes han estado vendiendo K2”, apuntó el concejal. “Propietarios, les digo que es hora de que presten atención a quién les alquilan sus tiendas”.

Ofensiva del NYPD

Luego de que un aparente lote en mal estado dejara a más de 300 personas tiradas en las calles de Brooklyn a finales de mayo, el NYPD ha continuado enfrentando la epidemia de esta droga que se vende en paquetes con imágenes de dibujos animados, con operativos que hasta el momento han dejado a más de 74 personas bajo arresto.

Según la Uniformada, en el estado de Nueva York, “es ilegal poseer, vender, ofrecer o fabricar drogas sintéticas”, como la marihuana sintética K2, que afecta la misma área del cerebro que la marihuana, pero que contiene sustancias químicas fabricadas en laboratorios y rociadas sobre hojas secas.

La ofensiva del NYPD no solo incluye el arresto de quienes comercializan con la “droga mortal”, también incluye la criminalización como delito menor, punible con penas de hasta un año tras las rejas, multas de más de $100,000, enjuiciamiento bajo la ley federal, cierre y desalojo como “alteración del orden público” y suspensión o revocación de licencias de distribuidor minorista de cigarrillos.

Hace dos semanas oficiales lograron decomisar 100 paquetes de marihuana sintética K2 en medio de una redada en un “deli” en El Bronx. La operación, que se realiza constantemente en varias partes de NYC, y que suma más de 1.000 paquetes en manos del NYPD desde finales de mayo, es el resultado de la declaración de la droga como “sustancia controlada”, al igual que lo es la cocaína y la heroína.