Sobredosis por marihuana sintética aumentan a 130 en la Gran Manzana

Los casos más recientes de tres personas intoxicadas por consumir K2 se reportaron en Crown Heights
Sobredosis por marihuana sintética aumentan a 130 en la Gran Manzana
Crown Heights, Brooklyn, es una de las zonas más afectadas con el comercio de marihuana sintética.

“Esto no es nuevo. Aquí a diario vemos las ambulancias y la policía recogiendo gente”, contó Nova James, al referirse a los tres casos de personas que fueron descubiertas desmayadas el jueves en la esquina de Eastern Parkway y la Avenida Ralph, en Crown Heights, tras haber consumido marihuana sintética.

La dominicana, quien trabaja en una bodega del área y prefiere identificarse con un alias por miedo a sufrir represalias por parte de consumidores de esa peligrosa droga que tiene inundado varios sectores de Brooklyn, indicó que la gente “está comprado la droga como si fuera un popurrí que sirve para que huela rico la casa”.

Y, al igual que en otras áreas de la ciudad, fueron personas que acuden a un refugio las afectadas por la sobredosis. “Los vecinos no quieren que este albergue siga funcionando aquí, porque atrae a todas estas personas que salen en pleno día a consumir drogas por esta calle”, declaró James, quien desde hace nueve meses trabaja en un comercio que es vecino del albergue Renaissance.

“Durante el día me toca salir y decirles que se muevan para otra esquina porque espantan a los clientes”, agregó.

Entre tanto, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) continúa las investigaciones sobre la intoxicación masiva registrada el pasado sábado en Bushwick. Desde ese día se han reportados más casos y en total en el número de personas con sobredosis ya alcanza los 130.

“Esto es extremadamente tóxico, literalmente no sabes lo que le estás metiendo a tu cuerpo“, dijo el jefe de Detectives del NYPD, Dermot Shea, en una conferencia de prensa este jueves.

El precio es otro de los factores que hace que esta droga sea tan popular. “Lo peor de esta droga es que es demasiado asequible, porque ellos venden a $2 dólares el palito”, afirmó James.

Van 36 arrestos

De acuerdo con el jefe de Departamento del NYPD, Terence Monahan, la marihuana sintética que provocó la intoxicación masiva hace una semana está siendo comercializada principalmente en las calles Broadway y la avenida Myrtle, en Brooklyn.

“Hemos arrestado a 36 personas”, señaló Monahan. “Estaremos en esa zona por mucho tiempo para poder acabar con este problema”, agregó.

NYPD aumenta su presencia en las zonas donde hay venta de marihuana sintética.

La Policía alertó que la marihuana sintética, también conocida con el nombre de K2, es una mezcla de varias sustancias químicas tóxicas y aseguró que los distribuidores agregan sus propios ingredientes para hacer que su lote sea aún más potente y adictivo.

Según la Uniformada, un lote particularmente tóxico fue el responsable de la sobredosis masiva en Brooklyn durante el fin de semana pasado, que enfermó originalmente a 59 personas.

“Lo que estamos viendo con este número de sobredosis es que hay un lote de drogas que salió mucho peor y que está circulando en Brooklyn”, recalcó Monahan.

Droga mortal

En Nueva York, la presencia de la marihuana sintética no es nueva. La alarma se encendió por primera vez en 2015, cuando se conoció que la droga estaba siendo consumida por jóvenes que caminaban como zombies en las calles.

Los perturbadores momentos fueron capturados en videos y dieron la vuelta al mundo y causaron gran preocupación en expertos ya, según un sondeo de la Universidad de Michigan, convirtió al K2 en la segunda sustancia tóxica más consumida.

La popularidad de esta droga está relacionad con sus efectos, muy parecidos a los de la marihuana, sin embargo, un consumo elevado puede provocar otros efectos psicóticos, como ansiedad extrema, paranoiaalucinaciones.

El gran reto para las autoridades es detener la producción de esta droga, no obstante, las facilidades para comprarla han creaodo un problema aún mayor, ya que en muchos casos se vende como incienso o ambientador, lo que no es considerado como illegal.