Nueva exhibición resalta la cultura taína

El Museo Nacional del Indígena Americano y el Centro Latino Smithsonian estrenan “Taíno: Herencia e Identidad Indígena en el Caribe”

Los pueblos indígenas del Caribe hispanoparlante no están extintos y nunca lo fueron. “Todavía estamos aquí”: éste es el poderoso mensaje del movimiento taíno moderno y la base de “Taíno: Herencia e Identidad Indígena en el Caribe”,  una nueva exposición presentada por el Museo Nacional del Indígena Americano y el Centro Latino Smithsonian.

Actualmente, existe un movimiento de herencia indígena que involucra a descendientes de los taínos y el mismo está creciendo en las Antillas Mayores y en comunidades caribeñas de los Estados Unidos, tales como la región metropolitana de Nueva York. Estos grupos han establecido redes que promueven y preservan el legado de sus antepasados indígenas. “Taíno: Herencia e Identidad Indígena en el Caribe” provee un marco de referencia para entender este movimiento en el Caribe y en los EEUU.

Los visitantes van a encontrar objetos emblemáticos que se asocian con aspectos espirituales y políticos del estilo de vida indígena. /Cortesía

“Una décima parte—esta pequeña fracción es el porcentaje estimado de la población indígena que quedó en el Caribe tras los años de colonización,” explicó Kevin Gover (Pawnee), director del Museo Nacional del Indígena Americano. “Esta exposición traza la historia oscura que se ha convertido en un presente sorprendente lleno de inspiración, el cual no permitirá que el legado de los taínos desaparezca completamente”.

“Para nosotros, es muy importante destapar el mito de la extinción y explorar el legado histórico y viviente de los pueblos indígenas en el Caribe”, añadió Eduardo Díaz, director del Centro Latino Smithsonian. “Creemos que esta exposición ofrece una forma nueva y alternativa para entender y procesar el Primer Contacto en las Américas, y las implicaciones del mismo en las culturas e identidades de las islas, al igual que en las comunidades de la diáspora. No creo que haya otra historia más original o significativa para compartir con nuestros visitantes”.

“Taíno: Herencia e Identidad Indígena en el Caribe” comienza con un estudio de las culturas taínas antes del contacto europeo, donde los visitantes van a encontrar objetos emblemáticos que se asocian con aspectos espirituales y políticos del estilo de vida indígena. Estos cambiaron drásticamente con la llegada de los colonizadores europeos.

Una de las series de objetos que tiene particular importancia es la de los cemíes. Los cemíes son artefactos hechos de piedra, madera o algodón y que eran utilizados en ceremonias religiosas para comunicarse con deidades, antepasados y fuerzas de la naturaleza. En total, la colección cuenta con 31 objetos que son el punto focal de la exposición, 19 de los cuales preceden el Primer Contacto (800–1500 A.C.). La exposición demuestra cómo estos objetos informan e inspiran el movimiento taíno.

Hoy día, la mayoría de las personas que se identifican como taínos son de origen étnico mixto, descendiendo principalmente de indígenas, europeos y africanos. Esta exposición crea nuevos espacios para conversar acerca de la raza, los ancestros y la historia en el Caribe. La misma explora temas como los estudios genéticos, las historias familiares de ascendencia indígena y las raíces indígenas de las culturas rurales del Caribe.

La exhibición fomenta conversaciones entre los visitantes sobre las controversias asociadas con el movimiento taíno (tal como el cuestionamiento constante respecto cómo personas de origen étnico mixto aún pueden ser “indios”), mientas que explora el legado de las culturas indígenas de la región y el poder duradero del conocimiento indígena.

La exposición concluye con fotografías y una reseña histórica de la comunidad y los activistas que sostienen al movimiento taíno, tales como la Confederación Unida del Pueblo Taíno, que mantiene una presencia visible en el Foro Permanente de los Pueblos Indígenas en las Naciones Unidas. Algunos ejemplos de las prácticas artísticas y las encarnaciones modernas de tradiciones como la artesanía y la danza también demuestran la vitalidad de este movimiento contemporáneo, particularmente en cuanto a su relación con otras comunidades indígenas en el hemisferio.

Ranald Woodaman, director de exhibiciones y programas públicos para el Centro Latino Smithsonian, es el curador de esta exposición.