Gran error de la MTA provocó caos en varios trenes en Brooklyn

La agencia tuvo que ‘disculparse profundamente’ por los inconvenientes que causó al no avisar de cambios a los pasajeros
Gran error de la MTA provocó caos en varios trenes en Brooklyn
Los usuarios se encontraron con unos paneles azules bloqueando la salida del túnel.
Foto: Twitter @JackSzwergold

Imagínese levantarse a la hora acostumbrada de todos los días, arreglarse para ir al trabajo y llegar a la estación del Subway para tomar un tren que nunca llega. Por supuesto que esto es algo que le arruina el día a cualquiera.

Así le sucedió a cientos de neoyorquinos que vivieron una pesadilla el lunes en la mañana, cuando llegaron a las estaciones de los trenes D, N y R, sin saber que la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) había comenzado obras de reparación en los túneles en Brooklyn. La agencia cometió el gran error de no avisar a los usuarios sobre los efectos que esto tendría en sus viajes.

Tras una avalancha de críticas de frustrados pasajeros, la MTA tuvo que ‘disculparse profundamente’ por no avisar con antelación que el lunes comenzarían las labores en el túnel de la línea expresa entre la calle 59 y la calle 36 en Sunset Park.

Los trabajos, que se espera duren un año, provocarán que los trenes N hagan paradas locales entre la calles 45 y las calle 53 en ambas direcciones.

Al no haber comunicado sobre los cambios, los pasajeros fueron tomados por sorpresa y se encontraron varados en las estaciones en plena ‘hora pico’, e incluso vieron algo que los sorprendió de sobremanera: paneles de madera pintados de azul bloqueando la salida del túnel, lo que significaba que nunca llegaría el tren a ese andén.

Sarah Meyer, jefa de la Oficina del Cliente de NYC Transit, indicó que la pared azul es una barrera de construcción “para reducir nuestra necesidad de hacer señas a los conductores que lo que hacen es provocar que los trenes viajen más lentos, y hayan más retrasos”.

La funcionaria agregó que se inició una investigación interna para determinar por qué no se avisó a tiempo a los usuarios que se iniciarían los trabajos, según publicó NY1 News. Además, Meyer reconoció que fue un gran error el mandar el tren D por la vía expresa en la calle 36, lo que provocó grandes demoras no sólo en esa línea, sino también en la N y la R.

En un comunicado difundido luego, la MTA indicó: “Nos disculpamos profundamente por nuestro error significativo de hoy, y sabemos que tenemos que hacerlo mejor”.

La agencia agregó que lo ocurrido el lunes “no volverá a suceder”.