Pandillero dominicano enfrenta cadena perpetua por homicidio y drogas en El Bronx

Asesinó por error a una mujer mientras se estaba vengando de rivales de "Los Trinitarios"
Pandillero dominicano enfrenta cadena perpetua por homicidio y drogas en El Bronx
Stiven Siri Reynoso

Un jurado halló ayer culpable a Stiven Siri Reynoso, integrante de la pandilla “Dominicans Don’t Play”, por la muerte de una mujer que estaba con sus hijos en un parque, informó la fiscalía federal para el distrito sur de Nueva York.

Reynoso, de 25 años, se había declarado “no culpable”y fue hallado culpable de asesinato, de conspirar para cometer crimen organizado y vender narcóticos. Enfrenta cadena perpetua cuando sea sentenciado el próximo 30 de octubre.

El 11 de junio del 2016 Jessica White llevó a sus tres hijos a un parque en El Bronx, donde fue víctima de una bala perdida en un tiroteo entre miembros de “Dominicans Don’t Play” y la pandilla rival “Los Trinitarios”, integrada también por dominicanos.

Reynoso vendía drogas cerca del parque cuando “Los Trinitarios” intentaron agredirle. En venganza envió a un individuo a que les disparara, de acuerdo con la fiscalía.

White (29) estaba sentada en un banco viendo jugar a sus niños, quienes fueron testigos de su asesinato por el impacto de una bala.

“Frente a esa tragedia, junto con nuestros compañeros de agencias del orden mantenemos nuestro compromiso de librar a nuestros vecindarios y parques infantiles de la violencia de las pandillas“, indicó en un comunicado el fiscal federal Geoffrey S. Berman.