Julia Salazar: “Mi experiencia es luchar por la comunidad”


Julia Salazar apenas tiene 27 años, pero asegura con mucha decisión que le sobran compromiso y ganas para dar el salto a la Legislatura estatal y poder trabajar a otro nivel por su comunidad. La activista y organizadora está librando una dura batalla contra el actual senador estatal Martin Dilan, quien lleva 16 años en la curul del Distrito 18 de Brooklyn.

Ella sabe que no será tarea fácil acabar con el “reinado” de su oponente, pero apela a su estrategia de no recibir ninguna ayuda de corporaciones ni grupos económicos, para poder llegar a Albany “libre”y sin pactos preestablecidos que le permitan impulsar una agenda progresista.

Nacida en Colombia, de donde emigró con su madre cuando tenía apenas 1 año, Julia ya tiene entre ceja y ceja los proyectos que se ha propuesto empujar de llegar a salir victoriosa en las urnas. Las leyes de renta, que están por vencer, el derecho al aborto, las licencias de conducción, más abogados gratis para inmigrantes y hacer de Nueva York realmente un Estado Santuario, definen la bitácora de acción de esta emprendedora que quiere darle más voz política a la mujer, a los inmigrantes y a los jóvenes.

Falta un poco más de un mes para que los votantes participen en las elecciones primarias demócratas del 13 de septiembre, y Salazar confiesa que sin querer sonar arrogante, siente que el triunfo está en su camino y que su contrincante está “tan asustado”que ha inventado todo tipo de mentiras para frenarla como decir que no es residente del distrito e incluso que es republicana.

Usted está dando una pelea dura, pero ¿siente que hay chances reales de ganarle al senador Dilan?
“Claro que sí. No lo dudo porque tenemos una campaña muy fuerte. Hemos movilizado a muchas personas de la comunidad, de diferentes grupos, que se han organizado por décadas y ven en mí la oportunidad de que finalmente elijamos a alguien de la comunidad, que ha peleado por los inquilinos y los trabajadores”.

¿Por qué votar por usted y no por su oponente?
“Probablemente el componente más importante es porque tenemos que luchar porque haya justicia en las leyes de renta, que vencen el próximo año. Hay que cambiar a Albany y es urgente pelear por las leyes de arrendamiento para los inquilinos y no por los desarrolladores urbanísticos y las corporaciones que se han beneficiado todos estos años con la complicidad de Dilan. Con él allí no vamos a pasar legislaciones progresistas”.

¿Qué puede decirle a quienes no la conocen sobre su experiencia política?
“Yo nunca he sido elegida en unas elecciones, ni he trabajado para oficiales electos, porque siempre mi trabajo ha sido en grupos de base. Pero he peleado todo el tiempo por los derechos de la gente. He peleado por la legislación del Derecho a Saber, por la protección de los derechos civiles de la gente, por leyes para personas con discapacidades, por la reforma a la justicia criminal en el nivel estatal. Mi experiencia es luchar por la comunidad”.

¿Qué tiene usted que podría ser un sello importante para moverse bien en Albany?
“Creo que es importante llevar mis habilidades de organizadora y mi experiencia de negociar legislaciones. Yo sé cómo pararme en la línea dura sin comprometer los componentes fundamentales y sé que puedo trabajar con la oposición. Mi experiencia de trabajo en coaliciones también va a ser muy útil para cambiar la dinámica en el Senado estatal”.

Julia Salazarcandidata al Senado del Estado de Nueva York por el districto 18 en Brooklyn.

Actualmente las mujeres se sienten atacadas porque sus derechos reproductivos están en juego. ¿Ese tema será una prioridad suya en Albany?
“Ese es un tema urgente, especialmente cuando estamos viviendo estos momento en los que el Gobierno federal ha puesto los derechos de las mujeres bajo ataque, los derechos reproductivos, los derechos de las comunidades vulnerables y por ello necesitamos codificar el derecho a que cualquier persona en Nueva York, incluyendo personas indocumentadas y a quienes se les niega servicios de salud, puedan tener acceso al aborto”.

¿Qué otros proyectos tiene en mente?

“Tenemos que pasar el Acta de la libertad, evitar con mayor fuerza la cooperación con autoridades de inmigración, trabajar por el derecho a defensa legal sin importar el estatus migratorio, aprobar las licencias de conducción para todos, pues ahora mismo ese asunto discrimina a muchas personas y los pone no solo en riesgo al manejar sino que sin eso muchos no pueden tener una identificación que evite meterse en problemas. También tenemos que asegurarnos de que seamos realmente un Estado Santuario, pues aunque De Blasio y Cuomo usan una retórica de santuario, no lo somos”.

Historias como la de Alexandría Ocasio-Cortés han dejado ver que hay un nuevo movimiento de mujeres conquistando el poder. ¿Se siente identificada con ella?
“Claro que sí. Además nuestro compromiso de no recibir dinero de corporaciones ni organizaciones económicas nos muestra que podemos llegar sin sacrificar nuestras convicciones. La campaña de Alexandría mostró a la gente que uno puede hacer una campaña fuerte sin comprometer su integridad y sin servir a los desarrolladores inmobiliarios y a las corporaciones”.

Muchas contiendas políticas suelen ser sucias y llenas de mentiras. ¿Ya ha sentido el uso de ese tipo de tácticas por parte de su contrincante?
“Claro que sí. Él me ataca porque vengo de una clase trabajadora y de una familia conservadora, y trata de pintarme como una republicana conservadora. Pero lo bueno es que mi récord en los últimos 10 años, habla por sí solo y ha demostrado que soy una líder progresista. Cuando era adolescente, me registré como republicana, pensando que ese era mi grupo, pero en cuestión de meses inmediatamente cambié mi registración y soy demócrata pero él trata de usar ese detalle como un ataque”.

¿Por qué cree que Dilan hace eso?
“Porque él está muy preocupado, porque siente que puede perder su silla contra mí. Cuando le preguntan por políticas, él falla en comentar y solo hace ataques personales lo que demuestra que está asustado y eso nos deja ver que vamos por buen camino”.