Cuomo apoya cruzada del Papa contra la pena de muerte

"Es moralmente indefendible y no tiene lugar en el siglo XXI", dijo el gobernador
Cuomo apoya cruzada del Papa contra la pena de muerte
31 estados de EEUU aplican la pena de muerte, además del Ejército
Foto: Archivo

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó ayer que promoverá la anulación de la pena de muerte en EEUU “en solidaridad con el papa Francisco”, quien la proclamó “inaceptable” y anunció el compromiso de la Iglesia con su abolición.

“Al declarar la pena de muerte inadmisible en todos los casos y al trabajar para poner fin a esta práctica a nivel global, el papa Francisco está dando lugar a un mundo más justo para todos”, aseguró Cuomo en un comunicado remitido a la prensa.

“La pena de muerte es moralmente indefendible y no tiene lugar en el siglo XXI”, agregó.

Nueva York no ejecuta a un reo desde 1963. El estado ha abolido y vuelto a instaurar la pena de muerte varias veces a lo largo de su historia.

La última vez que se reinstauró fue en 1995, cuando el gobernador George Pataki cumplió con una de sus promesas electorales, pero en 2004 el decreto fue declarado inconstitucional por el Tribunal Estatal de Apelaciones, la más alta magistratura neoyorquina, y en 2007 la última condena capital fue reducida a cadena perpetua.

Andrew Cuomo es el hijo del antiguo gobernador de Nueva York Mario Cuomo, quien durante años luchó por la anulación de la pena capital en Estados Unidos.

“La decisión del Papa valida la posición ética de mi padre contra la pena de muerte”, subrayó el actual líder estatal, quien describió la práctica como una “fea mancha en la historia” de Estados Unidos.

31 estados de los 50 del país siguen utilizando la pena de muerte, así como el gobierno a nivel federal y el Ejército estadounidense.

El jueves, el papa Francisco aprobó una modificación del Catecismo en la que se declara “inaceptable” la pena de muerte y que plasma el compromiso de su Iglesia con la abolición de esta práctica en todo el mundo.