Mujeres con ovarios poliquísticos pueden tener hijos autistas

Foto: Shutterstock

El síndrome de ovario poliquístico es causado por altos niveles de testosterona, lo que tendría un efecto negativo en los bebés de estas mujeres al aumentar sus posibilidades de desarrollar autismo.

A esta conclusión llegaron los investigadores de la Universidad de Cambridge, quienes estudiaron las consecuencias en los recién nacidos de mujeres con ovarios poliquísticos.

Los expertos encontraron que, cuando la madre tiene niveles de testosterona más altos de lo normal, como ocurre con las mujeres que sufren este padecimiento, la hormona puede atravesar la placenta durante el embarazo y exponer al bebé a sus efectos, además de modificar el desarrollo cerebral del feto.

Estudios anteriores han demostrado que los niños autistas tienen niveles elevados de hormonas sexuales como la testosterona. Los científicos estudian ahora los efectos de esta hormona masculina en el cerebro fetal en desarrollo y en el comportamiento posterior del niño.

La testosterona “masculiniza” el cuerpo y el cerebro del bebé. En las mujeres, un exceso de testosterona provoca ciclos menstruales irregulares, exceso de vello corporal, retraso en el inicio de la pubertad y ovarios poliquísticos.

Para la investigación, que abre la puerta para considerar otras causas del autismo además de las genéticas, se comparó la información de 8,588 mujeres con síndrome de ovario poliquístico y sus primogénitos, contra la de 41,127 mujeres sin esta condición.