Pandilleros de la MS-13 en NYC dejan parapléjico a adolescente

Foto: Win McNamee/Getty Images

Las autoridades de Nueva York presentaron cargos contra cuatro miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13), una de las pandillas más violentas del estado. 

Los acusados están a la espera de comparecer ante una jueza en un tribunal de Brooklyn por orquestar un intento de asesinato. Varios miembros de la banda dieron una paliza y dispararon a quemarropa a un adolescente de 16 años en Queens, como si tratara de una ejecución.

El adolescente sobrevivió, pero quedó prapléjico.

Los sospechosos fueron identificados como: Melvi Amador-Ríos, 27 años; Santos Amador-Rios, 31; Yan Carlos Ramirez, 28,  y Antonio Salvador, 30. El joven al que dejaron inmóvil, supuestamente, pertenecía a la banda rival Barrio 18.

El suceso tuvo lugar en octubre de 2016, y, dos años después, fueron arrestados por ordenar la comisión de un delito e instruir a otros miembros de la banda. Los compinches golpearon y dispararon al joven en la cabeza en la calle 179 con la 90 avenida, en Jamaica, su lugar de influencia.

Amador-Ríos es el cabecilla de los “Centrales Locos Salvatruchas”, sección dentro de MS-13 que actúa en Jamaica, Queens, sostienen las autoridades. Ese es su modus operandi habitual: en febrero de este año asesinaron de un disparo en la cabeza a sangre fría y otro en la ingle al joven hispano Antonio Blanco-Hernández.

Así fueron los hechos

El fiscal para el Distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue, señaló que los acusados “utilizaron sus posiciones para dirigir, instruir y asistir a miembros de menor nivel de la pandilla para que dispararan y mataran a un supuesto rival”.

El cabecilla, Melvi Amador-Ríos, líder de esa sección de MS-13, indicó a un pandillero de menor nivel que obtuviera un arma de fuego de su hermano, Santos , para matar a otra persona.

Una vez se hizo con el arma, el miembro de menor nivel buscó la ayuda de otros dos pandilleros novatos y, tras ser instruidos por Ramírez y Salvador, los tres se enfrentaron de madrugada a su víctima.

La víctima recibió una paliza y un disparo en la cabeza.