Acusan a Wilbur Ross, secretario de Comercio de Trump, de robar millones a sus socios

"Podría estar entre los mayores timadores de la historia del país"
Acusan a Wilbur Ross, secretario de Comercio de Trump, de robar millones a sus socios
Wilbur Ross. EFE
Foto: EFE

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, enfrenta serias acusaciones de robo por parte de sus socios según un reporte de la revista económica Forbes.

A Ross se le señala de “desviar erróneamente o directamente robar unos millones por aquí y unos millones por allá, enormes cantidades para la mayoría, pero no necesariamente para el secretario de comercio”, que en total ascienden a más de $120 millones de dólares.

La revista dice que si la mitad de las acusaciones son legítimas, “el actual secretario de comercio de EEUU podría estar entre los mayores timadores de la historia del país“. La fortuna de Ross es de $700 millones.

El autor del artículo, Dan Alexander, señaló que los testimonios de las personas que han trabajado con el actual secretario de comercio retratan a un “hombre obsesionado con el dinero y desconectado de los hechos”, y dibujan un patrón de comportamiento. El reporte tiene declaraciones de 21 personas.

Los casos

El caso más reciente es el de tres altos ejecutivos de la firma de inversiones privada WL Ross, fundada por el funcionario en 1997, que alegaron en una demanda en noviembre de 2017, aún activa, el cobro de “al menos” $48 millones de dólares en tasas indebidas.

Ross declaró a la revista que ese caso “no tiene fundamento” y también sostuvo que la Comisión del Mercado de Valores (la SEC, por su sigla en inglés) nunca ha tomado medidas legales contra él.

No obstante, el artículo menciona también una multa de $2.3 millones que el organismo regulador impuso a su empresa en 2016 por supuestamente “defraudar y engañar” a los inversores.

Además, cuando la SEC le impuso esa multa, reveló asimismo que la empresa de Ross reembolsó $11.9 millones de dólares que supuestamente había tomado de sus inversores -más intereses- mientras dirigía el negocio.

Otro de los montos más grandes que Ross está acusado de robar es de $43 millones, procedente de gastos regulatorios y reembolsos de la matriz de WL Ross, Invesco, y que cuatro exempleados aseguraron están vinculados a “problemas que ocurrieron bajo su liderazgo”.

Forbes cita una querella interpuesta en 2005 por un exvicepresidente de WL Ross, en la que solicitaba $20 millones porque supuestamente el empresario intentó quitarle sus intereses, aunque ambos llegaron a un acuerdo confidencial, que según otros extrabajadores ascendió a $10 millones.

En 2015, el número dos de WL Ross demandó a Ross por $4 millones de dólares, también con alegaciones de que intentó “robarle sus intereses”, y ambas partes zanjaron el asunto con un acuerdo confidencial hace dos semanas.

Por otra parte, un exempleado de la firma de inversiones presentó una demanda en diciembre de 2016 acusando a Ross de “saquear” sus cuentas y embolsarse $3.6 millones. Fue desestimada en tribunales por cuestiones “técnicas”, pero la decisión se va a recurrir, según Forbes.

Alexander ya escribió en diciembre una pieza donde relataba cómo Ross contactó con la revista para informar de que tenía $2,000 millones de dólares en un fideicomiso que no estaban siendo contabilizados en un ránking, pero el periodista resolvió que ese “dinero nunca existió” y Ross “mentía”.