AMLO y Trump: ¿cuánto durará la luna de miel?

AMLO y Trump: ¿cuánto durará la luna de miel?
AMLO y Trump han platicado vía telefónica.
Foto: EFE / Editorial

La relación se inició con el pie derecho y, hasta ahora, marcha sobre ruedas. Desde que López Obrador ganó la presidencia en México, Trump no ha dejado de elogiarlo. Se ha referido a él como “una persona estupenda” con la que está deseosa de trabajar. El tabasqueño, a su vez, ha correspondido con una actitud abierta al diálogo y a la cooperación. La pregunta es: ¿cuánto durará esta luna de miel?

Si bien hasta ahora Trump se ha mostrado cordial  y respetuoso hacia AMLO, actitudes que jamás tuvo hacia Peña Nieto, eso no significa que haya cambiado su percepción sobre México. El jefe de la Casa Blanca no ha quitado el dedo del renglón. Insiste en subrayar que la violencia en México exige la construcción de un muro fronterizo que el gobierno del país vecino debe pagar.

La violencia en México, efectivamente, ha resurgido de manera brutal. El año pasado se registraron 31,174 homicidios, una cifra récord que representa un aumento del 27% en comparación con 2016. Las autoridades estadounidenses, sin embargo, aseguran que no hay evidencia de que esta ola de crímenes se haya trasladado a la Unión Americana.

A Trump, por supuesto,  nada de esto le importa. La creación del muro es una promesa que le hizo a su base y que quiere cumplir a toda costa, especialmente ahora que se avecinan las elecciones intermedias de noviembre. El tema, que motivó graves desacuerdos con Peña, tendrá que aflorar tarde o temprano en las pláticas con AMLO, que asumirá la presidencia el 1 de diciembre.

A partir de esa fecha la relación bilateral enfrentará una nueva realidad. Todo indica que Trump no se moverá un ápice en su demandas de que México pague por el muro e intensifique sus esfuerzos para detener a los indocumentados. Para balancear las cosas, AMLO tendrá que plantearle a Trump que la violencia no es un problema generado solo por la corrupción en México sino por el flujo ilegal de armas desde Estados Unidos, por el apetito insaciable de los estadounidenses hacia las drogas y, sobre todo, por la ineficacia de la estrategia contra el narco ideada por Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida.

En los 11 años que tiene de haberse implementado, ese plan no ha logrado minar a los carteles. Por el contrario, cada vez que se elimina o encarcela a un capo  se desencadena una sangrienta lucha por el poder. AMLO ha prometido una nueva estrategia. Además de ofrecer mejores oportunidades académicas y laborales para los jóvenes, se ha hablado de una amnistía para quienes no han cometido delitos graves y de la posible legalización de algunas drogas como la marihuana. Todo esto deberá estar en la mesa de discusiones con Estados Unidos en la que se debatirán otros temas espinosos como el comercio y la migración. Dado el carácter impredecible de Trump, el reto que tiene AMLO es gigantesco.