Bacterias, ratas o cucarachas se detectan en tanques de agua de edificios en Nueva York

Concejales presentaron un proyecto de ley para regular las inspecciones de tanques de agua que podrían estar detrás de enfermedades bacterianas como la del Legionario
Bacterias, ratas o cucarachas se detectan en tanques de agua de edificios en Nueva York
Tanque de abastecimiento de agua en edificio.

NUEVA YORK – Inspecciones de tanques de agua en edificios de Nueva York arrojaron una imagen del tipo de agua que algunos vecindarios consumen.

Se encontraron sedimentos o materiales nocivos, así como palomas muertas, ardillas y cucarachas. Además, también se pueden encontrar bacterias relacionadas con brotes de enfermedades como el reciente de Legionario.

Por ello, con la introducción de un proyecto de ley, concejales exigen que se se realicen inspecciones en los tanques de agua sobre los edificios, que es uno de los lugares que podría favorecer la concentración de bacterias.

Más de 10,000 edificios en los cinco distritos dependen de los tanques de agua. Hasta hace una década, la instalación de estos tanques no estaba regulada.

La revisión de estos almacenes de agua (y de otros sistemas de abastecimiento) de los que beben miles de neoyorquinos es esencial para combatir enfermedades como la del Legionario, entre otras.

Oficiales de Sanidad recientemente encontraron bacteria de la legionella en el agua del suministro en Jacobi Medical Center, en El Bronx. Además, sustancias dañinas aparecieron en el agua de varios edificios de la Autoridad de Viviendas Públicas (NYCHA).

Por ello, los concejales Costa ConstantinidesMark LevineRitchie Torres introdujeron este miércoles el proyecto de ley para exigir al Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York revisiones exhaustivas e inmediatas. Lo hicieron en colaboración con el presidente del distrito de El Bronx, Ruben Díaz.

El proyecto de ley recoge los siguientes puntos:

  • Compromete a los propietarios a realizar revisiones anuales de los tanques.
  • El Departamento de Salud recibe los datos y los archiva en un portal ‘open data’.
  • Revisiones por parte del Departamento de Salud sin previo aviso a los propietarios del edificio examinado.
  • El proyecto de ley afectaría a las edificaciones tanto públicas como privadas.