ICE detiene a 12 hispanos acusados de fraude con celulares

Operaban en Nueva York, Ohio y Pennsylvania, pero tenían alcance en República Dominicana
ICE detiene a 12 hispanos acusados de fraude con celulares
Los presuntos criminales vendían ilegalmente iPhones y iPads, entre otros equipos.
Foto: Getty

Doce personas fueron acusados este jueves por, supuestamente, participar en una red de fraude con celulares de alcance internacional.

Los detenidos, todos de origen latino, fueron interceptados en Nueva York, Ohio y Pennsylvania.

De acuerdo con un comunicado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), los acusados accedieron a más de 3,300 cuentas de celulares de clientes y obtuvieron, de manera fraudulenta, más de 1,200 teléfonos, lo que se tradujo en pérdidas que excedieron $1 millón de dólares.

Los acusados del fraude que inició en 2014 fueron identificados como: Isaac Concepción Aquino (“Kaka”), Mario Diaz (“Memin”), Tomás Guillén (“Diddy”), Ronnie De León, José Argelis Díaz, Joel Pena, Jhonatán Díaz (“Nino”), Eddy Morrobel, Ruddy Sánchez, Michael Roque, Rayniel Robles y Joandra Tejada González.

La denuncia criminal especifica que el grupo participó de un esquema de largo alcance mediante el que obtuvieron equipos electrónicos nuevos –principalmente iPhones, iPads, tabletas y relojes, valorados en un millón de dólares. Como parte de la conspiración, los acusados viajaron a al menos 30 estados para comprar o enviar a El Bronx los productos obtenidos, donde eran vendidos.

“Los arrestados hoy alegadamente formaban parte de una red de fraude que operaba en Nueva York, República Dominicana y “Darknet” (web oscura). Sus actividades dejaron una lista de víctimas desprevenidas por Estados Unidos y le costó pérdidas significativas a negocios. Ellos viajaron por 30 estados de la nación para obtener celulares que luego eran vendidos ilegalmente en El Bronx”, indicó Angel M. Meléndez, agente especial del Departamento de Seguridad Nacional en Nueva York, agencia que colaboró en la pesquisa a través del Equipo El Dorado.

En algunos casos, los presuntos delincuentes compraban las cuentas de las víctimas en la web oscura a través del PII (información de identificación personal); también se valían del phising, mediante un link fraudulento que facilita el acceso a los datos privados del cliente.

Además, los criminales obtenían información de clientes existentes con compañías de teléfonos celulares y obtenían móviles nuevos o “actualizados” pagando solo una tarifa mínima en la tienda, mientras el propietario original pagaba la mayoría del precio de compra sin saberlo.

Como parte de la investigación, las autoridades intervinieron en una vivienda en Mount Vermon, Nueva York, donde seis de los acusados fueron arrestados y se incautó 47 equipos electrónicos.

En la llamada “Residencia”, los timadores accedían a aproximademente, 3,300 cuentas de celulares.