Organización pro inmigrante se une a queja contra el NYPD por negar servicios de interpretación

Make the Road NY afirma que la policía está incumpliendo su obligación de proveer traductores cuando alguien intenta denunciar un delito y “discrimina e intimida” a quienes no hablan inglés
Organización pro inmigrante se une a queja contra el NYPD por negar servicios de interpretación
Víctor Sánchez y Aura Cruz, dos de los demandantes contra el NYPD denuncian discriminacion de los uniformados

En septiembre de 2017, tres inmigrantes interpusieron ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad una queja formal contra la Policía de Nueva York (NYPD) por “negar sistemáticamente los servicios de interpretación a quienes tienen inglés limitado”, y este lunes la organización Make the Road NY se sumó a la denuncia.

Así lo dio a conocer Cristobal Gutiérrez, abogado de la asociación defensora de los derechos de los inmigrantes, quien explicó que a través de la demanda interpuesta, buscan que el NYPD asuma con responsabilidad su tarea de proteger a todas las comunidades por igual.

La queja pretende además garantizar que quienes no dominan el inglés puedan tener herramientas disponibles para levantar sus denuncias, como lo ordenan las normas de la Gran Manzana.

Make the Road NY se ha unido como querellante en este caso, en el que denunciamos que el NYPD ha fallado de manera sistemática y con frecuencia en proporcionar servicios básicos de interpretación a muchos miembros de la comunidad, dañándolos incalculablemente y evitando que reciban la ayuda vital”, comentó el defensor. “Todos los neoyorquinos merecen igual acceso a los servicios críticos y merecen ser tratados con dignidad y respeto”, agregó el abogado, explicando que desde el 2008 está en vigor una orden administrativa emitida por el entonces alcalde Michael Bloomberg, que exige que todas las agencias de la Ciudad que brindan servicios públicos directos tienen “la obligación de proveer servicios de traducción e interpretación en los idiomas más comunes” que se hablan en la ciudad.

Esta obligación incluye al NYPD, que debe proporcionar servicios de interpretación a las personas que deseen denunciar delitos o comunicarse con la policía local”, advirtió el representante de Make the Road, quien mencionó que la policía ha respondido diciendo que no están obligados a proveer traductores porque la normativa no los cobija.

Víctor Sánchez, uno de los tres demandantes originales contra el NYPD, aseguró que cada día los inmigrantes que como él no tienen fluidez hablando inglés, están expuestos no solo a que los delitos en su contra no sean tomados con la seriedad que se merecen sino que además son víctimas de discriminación y hasta “hostigamiento” y burlas por parte de algunos uniformados.

“El 8 de enero de 2017 yo fui víctima de un ataque de homofobia. Recibí agresiones físicas y verbales y cuando me presenté al precinto 110, de Corona, para hacer mi reporte, me dijeron que les hablara en inglés, porque no entendían nada. Les pedí un intérprete y me dijeron que no había y que no molestara y que me fuera. No me dejaron entrar más”, comenta con mucha frustración el mexicano, quien agregó que además lo hicieron sentir como un criminal.

“Me dijeron: ‘si haces el reporte te podemos arrestar’ porque hay versiones diferentes. Me sentí discriminado y luego me dijeron: deja eso así, mejor sigue con tus terapias que pronto todo va a pasar y vas a estar bien, y nunca me recibieron el reporte”, dijo el inmigrante.

Una experiencia similar vivió otra de las querellantes, la guatemalteca Aura Cruz, en dos momentos distintos, ambos en estaciones de policía de Queens.

Make The Road NY se ha sumando a la queja contra el NYPD por falta de traductores

“Donde yo vivo, en el 2016 fui golpeada y quedé con el ojo afectado y fui hasta el precinto a hacer el reporte, pero cuando llegué me trataron mal. Pedí poder hablar con alguien en español y no solo me dijeron que allí nadie hablaba español y que no podían buscar a alguien que me tradujera, sino que una policía me dijo además: ‘vaya a la escuela y aprenda inglés’. Sentí bien feo. Luego volví con mi hija y pude hacer el reporte con ayuda de traducción por teléfono”, dijo la denunciante, quien recordó otro episodio similar que vivió.

Lo mismo me pasó en un precinto de Flushing. Yo fui arrestada porque un compañero de trabajo que me acosaba sexualmente me llamó a la policía porque no quise aceptarlo y dijo que yo tenía un cuchillo, algo que era falso. Cuando el NYPD llegó, no me tomaron en cuenta mi versión y me arrestaron. Yo les pedí hablar en español y me ignoraron”, dijo la madre de familia.

Vianey García, directora del proyecto de ayuda a personas transgénero de Make the Road NY aseguró que ha sido testigo de la manera como se le niega ayuda a las víctimas de delitos con muestras de discriminación.

“He ido más de 15 veces a acompañar a personas a hacer reportes a precintos locales de policía y no solo no ofrecen servicios de traducción sino que al momento de decir que fueron víctimas de crímenes de odio, en vez de ayudarlos los intimidan diciéndoles que si no están diciendo la verdad los van a arrestar”, comentó la activista. “Muchos tienen miedo de denunciar y en una comunidad como esta, donde la mayoría somos personas de color y hay muchos indocumentados, es necesario que cambien esas conductas para que traten con respeto a la gente y ofrezcan la traducción que en muchos casos es vital”.

Al ser consultados sobre las denuncias, el NYPD indicó  que  la Uniformada está comprometida a proporcionar servicios policiales sin importar el idioma que habla un individuo. “Cada oficial del NYPD está equipado con un teléfono celular del departamento que puede usarse para contactar a un intérprete certificado las 24 horas”, indicó.

El NYPD agregó que además de los servicios de idiomas, muchos oficiales en el NYPD son bilingües y hacen uso de otros idiomas cuando tratan con alguien con dominio limitado del inglés.
Se indicó que en 2018, el NYPD distribuyó más de 35,000 folletos en 11 idiomas diferentes, indicando que los oficiales proveen servicios policiales a todos los miembros de la comunidad, sin importar si no pueden hablar inglés.