Inundación de restos fecales enferma a vecindario en Queens

Un laberinto burocrático no se ha resuelto en más de una década, generando problemas de desagüe cuando llueve
Inundación de restos fecales enferma a vecindario en Queens
Las lluvias son una pesadilla en la zona
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Los residentes de Middle Village están hartos de que cada vez que llueve, las calles y sótanos se inundan con sus propios desechos fecales, debido a que las antiguas líneas de alcantarillado no han sido reparadas a pesar de once años de promesas.

“Rezo cuando escucho tormentas”, dijo a New York Post Pat Donovan, de 66 años, uno de los muchos residentes locales afectados por las alcantarillas desbordadas.

La tormenta del martes pasado dejó a los vecinos con hasta tres pies de aguas negras flotando en las calles y sótanos.

“Tuvimos una cascada que acaba de salir del inodoro en mi sótano”, dijo Louisa Gennari, de 61 años. “Eso era repugnante”.

El problema se remonta a décadas, pero salió a la luz el 8 de agosto de 2007, cuando una inundación repentina dejó a los residentes de Middle Village con decenas de miles de dólares en daños, y muchos necesitaron la ayuda de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

En ese momento el Departamento de Protección Ambiental (DEP) de la ciudad determinó que los desagües pluviales existentes sólo pueden manejar 1.5 pulgadas de lluvia, y prometió arreglar el problema con desagües que pudiesen manejar 1.75 pulgadas. Calculó un precio de $22 millones de dólares para el proyecto, pero esperó nueve años más para comenzar, en mayo de 2016. Luego se detuvo en noviembre de 2017 cuando se descubrió tierra contaminada.

El Departamento de Diseño y Construcción (DDC) de la ciudad dijo que se necesitaban $8 de dólares millones adicionales para terminar el trabajo, pero esos fondos nunca se asignaron.

El senador estatal Joseph Addabbo (D-Queens), quien ha sido inundado con quejas, dijo que su oficina llamó al DDC después de la tormenta de la semana pasada y que la agencia culpó al mismo problema de capacidad del drenaje.

“La fecha de finalización fue como junio de 2018, así que aquí estamos en agosto de 2018 y ni siquiera cerca de terminar. La financiación tiene que venir de la ciudad. En un presupuesto multimillonario, encontrar unos pocos millones para mover un proyecto no debería ser demasiado difícil“, dijo Addabbo.