Katrina Adams: “En 10 años habrá tenistas latinos de EEUU de alto nivel”

La presidenta de la Asociación de Tenis de Estados Unidos tiene como prioridad número 1 que salgan más jugadores hispanos
Katrina Adams: “En 10 años habrá tenistas latinos de EEUU de alto nivel”
Katrina Adams con Rafael Nadal, ganador del US Open 2017.
Foto: Clive Brunskill / Getty Images

El US Open celebra su 50º aniversario en la edición 2018 que se jugará del 27 de agosto al 9 de septiembre en el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de Corona Park, Queens. A pocos días del evento deportivo más importante de año en Nueva York hablamos con Katrina Adams, la presidenta de Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA), que tiene entre ceja y ceja hacer crecer la popularidad de este deporte entre las minorías, especialmente entre los hispanos.

Pregunta: ¿Cuál es el reto para el US Open ahora que cumple 50 años?
Katrina Adams: Los retos siempre son oportunidades. Tenemos que seguir innovando y evolucionando para mejorar las actividades de los fans en el torneo, las instalaciones para los jugadores y asegurarnos que los televidentes pueden tener la mejor calidad de retransmisiones posibles.

P.: ¿Algo nuevo este año para alcanzar esos objetivos?
K.A.: Tendremos “ojo de halcón” en todas las pistas, no sólo en seis como hasta ahora. El nuevo estadio Louis Armstrong está en funcionamiento, con techo, así que ahora tenemos dos pistas que se pueden cubrir en caso de lluvia. Hemos creado una nueva zona de hospitality, el Club 1968, por el año en que inició el US Open, que tiene una zona indoor y otra exterior.

P.: ¿Cuán importante es el público latino para el tenis en Estados Unidos?
K.A.: Mi iniciativa número 1 es lograr más jugadores hispanos, ya que es el grupo de la población que más crece aquí en Estados Unidos. Hemos hecho un muy buen trabajo yendo a más comunidades y logrando que más chicos, familias, centros deportivos y colegios participen. Y hay un grupo grande de profesionales hispanos que juegan de forma recreativa y tenemos que asegurarnos que estamos en contacto con ellos y, ojalá, involucrar también a sus negocios en nuestro deporte para que nos ayuden sobre todo a llegar a los jóvenes.

P.: ¿Hay algún jugador latino joven que destaque?
K.A.: A nivel profesional en Estados Unidos, Ernesto Escobedo. [Nacido en Los Ángeles, hijo de mexicanos, tiene 22 años y es el número 227 del mundo]. También hay varios juniors. Pero esto es algo en lo que hemos trabajado intensamente en los últimos cuatro o cinco años; así que espero que los frutos de esta siembra se vean dentro de unos diez años y tengamos un grupo amplio de latinos estadounidenses compitiendo a alto nivel.

Adams entre Madison Keys (izq.) y Sloane Stephens, tras la final del US Open 2017.
Adams entre Madison Keys (izq.) y Sloane Stephens, tras la final del US Open 2017.

P.: Algunos jugadores, como Novak Djokovic, han manifestando que sería mejor jugar los partidos de los torneos de Grand Slam a tres sets…
K.A.: No lo he escuchado, pero creo que los jugadores saben de la singularidad de los Grand Slam, que se juegan al mejor de cinco sets, y juegan por mucho dinero en esos torneos. Creo que de eso se trata en los Grand Slam. Creo que algunos jugadores hombres han manifestado que prefieren jugar tie-breaks en el último set y no tener que ganar por dos juegos, como en Wimbledon. Pero en el US Open ya se juega tie-break en el último set. No creo que quieran recortar los partidos al mejor de tres.

P.: Tras André Agassi y Pete Sampras, en los últimos años no hemos visto casi jugadores estadounidenses en las primeras posiciones del ranking. ¿Se trata de un ciclo?, ¿a qué se debe?
K.A.: Te refieres a los hombres, porque nuestras mujeres siempre han estado en lo más alto. Ahora John Isner es el número 9 del mundo. Pero en el Top 10 masculino en este momento hay 10 jugadores de 10 países diferentes. Eso es una diversidad que otros años no había, cuando ha habido cuatro estadounidenses, dos suizos, cinco españoles… La diversidad y la profundidad en el tenis es mayor que nunca. Y si te vas al Top 50, tenemos cinco o seis jugadores. No está mal, es comparable con otros países.

P.: El año pasado la final femenina entre dos estadounidenses jóvenes, Sloane Stephens y Madison Keys, fue una gran historia. ¿Le gustaría ver algo similar este año?
K.A.: Por supuesto. Siempre que podamos ver a cuatro estadounidenses en las semifinales es una victoria para el tenis de este país. Nos encantaría volver a ver algo así este año. Sloane defiende el título, Madison es la siguiente en el ranking [13], Venus… Serena ha vuelto y nunca se sabe lo que puede llegar a hacer. Y Coco Vandeweghe está volviendo después de una lesión. También hay jugadoras jóvenes que están haciendo un gran verano y Danielle Rose Collins (24 años), que juega sin miedo a nada. Amanda Anisimova (16 años), Sofia Kenin (19) y Jennifer Brady (23). Así que somos fuertes en el cuadro femenino y sería un sueño repetir lo que pasó el año pasado.